Categorías
Artículos

Políticas del aborto

En este momento parece evidente ya que habrá una nueva Ley de Aborto. Habrá que esperar a ver qué tipo de ley es. Esperamos y deseamos que sea mejor que la que tenemos y, en tanto sea mejor, apoyaremos su aprobación y la defenderemos de los ataques de los antiabortistas, así como de la necedad del Partido Popular cuando continúa diciendo que no es algo que le importe a la sociedad, cuando según las últimas cifras dadas a conocer el día 2 de diciembre de 2008 el número de abortos no deja de crecer. Es evidente, por tanto, que existe esa necesidad, en primer lugar, y en segundo lugar que es importantísimo que estemos seguras de que esos abortos se hacen en buenas condiciones de seguridad para las mujeres, tanto legal como sanitaria.

Categorías
Artículos

La reina

Aun siendo republicana de corazón nunca he sido especialmente beligerante contra esta  monarquía parlamentaria que nos fue impuesta pero que tuvo la agilidad necesaria para transformarse hasta  convertirse en una institución política poco molesta. Por supuesto que es una institución anacrónica, no democrática y básicamente injusta pero, bueno, puede llegar a ser práctica. Representar y no molestar, podría ser la frase que definiera el papel de la monarquía parlamentaria. No esta mal eso de tener un jefe de estado que no opina de nada, imparcial, que no tiene pasado político y al que, por tanto, no se le tiene especial manía. Así funciona esto…o funcionaba.

Categorías
Artículos

El discurso de la discapacidad

Resulta muy difícil en un artículo de estas características desmontar toda una práctica discursiva de opresión y discriminación enormemente compleja que interactúa, además, con otros discursos igualmente opresivos y complejos. Es especialmente difícil además porque mientras que los discursos y políticas de género, de raza, de clase o de sexualidad son viejos conocidos que llevan ya décadas siendo objeto de estudio y de crítica y, por tanto, casi todos nosotr@s manejamos las herramientas conceptuales que los conforman, eso no ocurre con el discurso sobre la discapacidad, que es relativamente nuevo y poco conocido en este país. Todavía es relativamente extraño que alguien, incluid@s activistas sociales o políticos, entienda que la discapacidad es un discurso y una práctica política de exclusión y de opresión y no una situación objetiva de enfermedad o de tragedia personal.

Categorías
Artículos

La prostitución: aportaciones para un debate abierto

La regularización de la prostitución como un trabajo más o la lucha por su abolición se ha convertido en los últimos años en un asunto que ha dividido en dos mitades irreconciliables al movimiento feminista. El debate feminista ha alcanzado niveles de tal virulencia que es imposible llegar no ya a un acuerdo, sino siquiera a escuchar los argumentos de la otra parte. Intentar debatir, como yo misma he intentado a veces, con buena voluntad, reconociendo que algo de razón pueden tener incluso las oponentes, intentando no descalificar, reconociendo que feministas somos todas, es imposible. Es una discusión cerrada por ambas partes donde apenas es posible la reflexión. Y, sin embargo, este debate mucho más que otros necesita una buena dosis de reflexión. Y lo necesita porque pocos temas políticos e ideológicos son tan complejos y mezclan cuestiones tan diferentes, tan contradictorias y de tan difícil solución.

Categorías
Artículos

La igualdad necesaria

Al fallo del Tribunal Supremo californiano declarando inconstitucional las leyes que prohíben el matrimonio entre personas del mismo sexo se suma ahora Nueva York, que va a casar y a reconocer el matrimonio contraído en otros estados. El fallo de California era esperable. Una cosa es que no existan leyes que reconozcan ciertos derechos, puesto que éstos son históricos y producto de largas batallas, y otra muy distinta que sea factible restringir legalmente el acceso a esos derechos, es decir, excluir explícitamente de su disfrute a un grupo de ciudadanos/as  y hacerlo, además, en base a una conducta o a una orientación personal perfectamente legal, legítima y considerada igual a otra. Ninguna constitución moderna que tenga como base la igualdad puede dar cabida, hoy día, a ese tipo de exclusiones. Por eso la batalla por el reconocimiento de la igualdad legal, esto es, del acceso a las leyes matrimoniales (única legislación que en los países occidentales aun consagra la discriminación) está ganada incluso aunque la igualdad no se haya conseguido formalmente en todos los países. No es más que cuestión de tiempo.

Categorías
Artículos

Cansada de ser lesbiana

¿Existen las lesbianas? Y si existen ¿dónde están?

Parece que todos tenemos claro que existen los gays. Son políticos, actores, escritores, cantantes, presentadores de televisión, son gente maja y glamourosa a la que cualquier persona progresista quiere tener cerca. Hace años, en la principal organización de lucha por los derechos de las personas homo-transexuales decidimos emplear técnicas de acción positiva y situar a lesbianas a la cabeza de nuestras organizaciones. Así ocurrió que fuimos lesbianas las que llevamos a cabo la lucha por los principales cambios ocurridos en materia de derechos de gays, lesbianas y transexuales en este país. Hubo un momento en concreto que éramos lesbianas casi todas las presidentas de los principales grupos del país, empando por la FELGTB que agrupa a todos los demás, cuya presidenta era yo misma.  Teníamos la esperanza, de que nuestra visibilidad animara a las demás lesbianas a visibilizarse también. Teníamos la esperanza de que nuestra visibilidad constante en los medios rompiera esos armarios de plomo (de plomo y de cristal) en los que las lesbianas refugian su miedo, porque ya no se puede llamar de otra manera; su miedo y su comodidad; su miedo,  su comodidad, su hipocresía.

Categorías
Artículos

Homofobia

Celia Amorós ha explicado en muchas ocasiones su consideración de que el paradigma de la Ilustración que proclamó la igualdad universal mientras teorizaba al mismo tiempo la desigualdad de las mujeres, se configuró, sin embargo y es de suponer que a su pesar, como el marco teórico que  permitió que el feminismo fuera pensable; porque esa teorización imperfecta de la igualdad puso la semilla de una voluntad y de un deseo que superó con mucho los límites que los propios ilustrados le impusieron. Eso ocurrió primero con el feminismo, que la filósofa Amelia Valcárcel llamó “hijo bastardo de la Ilustración”, hijo por tanto no querido, y ocurrió después con muchos otros grupos sociales excluidos de la Igualdad, de la Libertad y la Fraternidad revolucionarias.  En ese sentido, la teorización de los derechos LGTB sería el hijo más ilegítimo de la Ilustración, pero uno de los que con más fuerza ha venido a exigir que le sea reconocida su filiación ilustrada. Es evidente que ni los derechos humanos ni los derechos civiles se teorizaron pensando en los que pronto serían llamados perversos sexuales, pero sin embargo han terminado siendo nuestro marco de referencia imprescindible.

Categorías
Artículos

Género, sexo, cuerpo, discapacidad

Soy mujer, lesbiana y discapactidada tres circuntancias que son en esta sociedad datos de discriminación. Tres conceptos, además fundamentales para la definición y autodefinición de una persona. Conceptos que remiten a género, sexualidad (orientación sexual) y cuerpo (sexo) y por eso cuando decimos “mujer, lesbiana y discapacitada”, tenemos que hacer referencia a los discursos sobre el género, sobre la sexualidad y sobre el cuerpo. Discursos que se articulan unos con otros y de los cuales ninguno es más o menos importante porque las opresiones no pueden compartirmentarse. Antes suponía que esos tres discursos de opresión y limitación se superponían de manera simple, sumándose. Pero con el tiempo he aprendido que no, que las cosas no son tan sencillas y que en determinadas situaciones, las multiples discriminaciones pueden tener el efecto de anularse unas a otras. Creo que en lo referente a la sexualidad las mujeres lesbianas con diversidad funcional puede ver atenúada esta circunstancia debido a su lesbianismo.

Categorías
Artículos

La discapacidad: una experiencia desde el margen

 

Todavía es relativamente extraño que alguien, incluidos activistas sociales o políticos, entienda que la discapacidad es un discurso y una práctica política de exclusión y de opresión y no una situación objetiva de enfermedad o de tragedia personal. Resulta muy difícil en un artículo de estas características desmontar dicha práctica discursiva porque es enormemente compleja  y porque interactúa, además, con otros discursos igualmente opresivos y complejos. Es especialmente difícil porque mientras que los discursos y políticas de género, de raza, de clase o de sexualidad son viejos conocidos que llevan ya décadas siendo objeto de estudio y de crítica y, por tanto, casi todos nosotros manejamos las herramientas conceptuales que los conforman, eso no ocurre con el discurso sobre la discapacidad, que es relativamente nuevo y poco conocido en este país. La discapacidad como discurso resulta también muy difícil de aislar de otros discursos contemporáneos, especialmente los que se refieren al cuerpo y la salud y que tienen que ser leídos ambos en el marco de los discursos generales sobre la corporalidad propios del capitalismo tardío en los que el cuerpo se configura como una metáfora del sistema social.

Categorías
Artículos

Las consecuencias de la ley de matrimonio

Hace poco más de un año que se aprobó en el Congreso de los Diputados la Ley de modificación del Código Civil en materia de matrimonio que es como técnicamente se llama la ley a la que todo el mundo se refiere como  la ley “de matrimonio homosexual”. Esta ley significa, en la práctica,  acabar con la única discriminación legal que nos quedaba a gays y lesbianas para poder ejercer la ciudadanía plena. En esos días aparecieron en todos los diarios y revistas del país y de fuera de él multitud de reportajes, declaraciones, entrevistas, de distintas personalidades públicas y políticas que opinaban sobre la ley y sus consecuencias; sobre la enorme trascendencia social que tendría una medida de estas características. Los políticos profesionales se han convertido en los interlocutores para todo tipo de temas que, finalmente, tienen que pasar por el Parlamento lo cual, aunque previsible, implica una cierta injusticia con los verdaderos actores y actrices de cualquier proceso social.