¿A quien estamos juzgando?

Una violación no es nunca sólo una violación por más que la víctima la viva lógicamente como única y absolutamente personal. Una violación, y el consiguiente juicio y tratamiento social son un reflejo de la historia de las relaciones entre hombres y mujeres y un reflejo social, simbólico, material, jurídico, mediático etc., de la posición de mujeres y hombres en una sociedad dada.

Seguir leyendo: CTXT

Retomando el debate sobre feminizar la política

Os dejo por aquí un artículo que hemos escrito Isa Serra y yo misma con el objetivo de contibuir al debate sobre qué es y qué no es “feminizar la política”. Sabemos que no está cerrado.

Leer más →

A por ellas oe

Se acabó que lo políticamente correcto fuese intentar hacer un tratamiento más ajustado de la violencia contra las mujeres. Se acabó la tolerancia con el feminismo en lo que esto tiene de transformación social.

Seguir leyendo: CTXT

 

En defensa de la lengua

El País, transmutado en periódico de referencia de la derecha, publicó la semana pasada un artículo cuanto menos llamativo: “El peligro mortal de la gramática feminista”.  Aunque “peligro mortal” aparecía entrecomillado, nada hacía sospechar el por qué de esas comillas porque todo el artículo venía a incidir en que, efectivamente, publicar un libro con lenguaje inclusivo es algo muy grave. “La Academia alerta de la pérdida de poder del idioma”, gravísimo. Pero yo más bien veo, a lo largo del artículo, que los que pierden poder son los guardianes de la ortodoxia de la lengua; y la ortodoxia de la lengua es patriarcal. Esa pérdida de poder les duele y a El País, refugio de académicos antifeministas, también.

Seguir leyendo: Público

Murcia se ha levantado

La gente de Murcia ha tenido mala suerte porque su levantamiento histórico contra la manera en que el Partido Popular entiende la democracia, es decir, sin contar con los vecinos y vecinas; contra su manera de gobernar, a favor de la especulación y de los intereses de las empresas…ha coincido con la semana catalana. Son cuestiones muy diferentes pero en ambos casos tienen que ver con la democracia, con la manera en que la gente quiere poder tomar decisiones que afectan a sus vidas y con anhelos sociales perfectamente legítimos. El PP entiende la democracia como un estorbo, y suele responder a cualquier demanda popular a palos. La gente de Murcia lleva más de tres semanas manteniendo en la calle su exigencia de que el AVE no parta su ciudad en dos mitades con un muro de 9 kilómetros por medio, aunque llevan más de 20 años con un activismo constante que ahora ha explotado. Estas semanas se han producido en esa ciudad las mayores manifestaciones de la historia murciana y el asunto nos recuerda al levantamiento del barrio del Gamonal.

Seguir leyendo: Público

La Nau de la Igualtat: Ventres de lloguer. Tot el feminisme diu que no?

Dejo aquí el enlace, recién recibido, de un debate sobre los vientres de alquiler mantenido en la Nau de la Igualtat en Valencia.

Debate sobre vientres de alquiler

Los derechos de la derecha. El PP y la ley LGTBI

Si alguien no ha entendido que el Partido Popular miente siempre, por principio, es que no ha entendido de qué va esto. La política no es el reino de la pureza, ya lo sabemos, pero ciertamente la política que se resuelve con los votos que se depositan en las urnas tiene unas características particulares que hacen que la derecha se vea obligada a mentir todo el tiempo; que la mentira sea, tenga que ser en realidad, la base de su imagen pública. La derecha gobierna contra el interés general. La derecha hace políticas que harán más ricos a los ricos y más pobres a los pobres; más ricos a los pocos y más pobres a los muchos. Con estas intenciones, ganar las elecciones dependen de mentir, de lo bien que se mienta y de que la gente se lo crea más o menos. Todo el sistema, con la mayoría de los medios de comunicación como punta de lanza, se encarga de hacer que las mentiras sean creíbles el mayor tiempo posible.

Seguir leyendo: Público

El referendum catalán desde el activismo lgtb

Para una persona que vivió de cerca la lucha por el matrimonio igualitario, es interesante estar ahora observado desde fuera cómo se desarrolla la cuestión del referéndum catalán. Ambas cuestiones no tienen mucho que ver aparentemente pero ambas han tenido un desarrollo que sí tiene cierto paralelismo en tanto que en ambas el PP se ha comportado más o menos parecido y los resultados también guardan similitudes. Lo cierto es que la postura del PP y sus consecuencias en este caso, y en aquel, sirven para sacar lecciones políticas generales.

Seguir leyendo: Público

Antoni Benaiges el franquismo y el Pazo

Anoche puse por casualidad la TVE2 y me encontré   con un programa, Crónicas,  que hablaba de la escuela rural en Castilla y León. A pesar de que el tema en cuestión no parece muy atractivo, el programa me capturó y me tuvo pegada hasta que termino. Es uno de esos programas que se les cuelan de vez en cuando a los actuales directivos de la televisión pública, que sigue llena de buenos profesionales que deben buscar cualquier resquicio para poder decir aquello que sus jefes ya no les dejan decir. Los directivos han debido pensar que nadie va a ver un programa nocturno en la 2 sobre la escuela rural y nadie se ha preocupado por su contenido. Leer más →

Juana y el derecho a la desobediencia

La situación a la que se enfrentan Juana y sus hijos no es un caso aislado. Hay muchas mujeres que se encuentran en una situación similar: en algunos casos sus ex parejas y padres de sus hijos son maltratadores, en otras son abusadores sexuales. Sabemos que la Justicia no responde protegiéndolas sino, en demasiadas ocasiones, priorizando los derechos de estos. Y no se trata únicamente de cuestionar la ley actual, que desde luego necesita ser cambiada. Es un avance que desde 2015 la ley contemple a los hijos de mujeres maltratadas como víctimas directas, pero no es suficiente: cinco niños han muerto en lo que va de año en manos de sus padres maltratadores. En algunos casos, como el de un niño en A Coruña de sólo once meses, la madre había interpuesto dos denuncias. En otros casos, como en el caso de Ángela González eran más de 30 las denuncias. No surtieron ningún efecto y el padre mató a la niña durante una de sus visitas.

Seguir leyendo: eldiario.es