Archivos de etiquetas: Fascismo

Desbordando, con la solidaridad

Nos reímos de Donald Trump, pero nos reímos porque nos queda lejos y porque no deja de parecernos una excentricidad estadounidense, como esas personas que creen que la tierra es plana y que se empeñan en enseñarlo en los colegios. Puro folklore. Pero no nos reímos nada, más bien se nos hiela la sonrisa, cuando escuchamos a algunos diputados en el Parlamento Europeo llamar “basura humana” a los refugiados o cuando tenemos ocasión de analizar las políticas que está aplicando Hungría a esta crisis humanitaria. Y sin embargo, por una vez, la agenda en esta materia no la está marcando la extrema derecha. Es una novedad ilusionante. Hasta ahora, la extrema derecha ha venido marcando no sólo las políticas de inmigración, sino sobre todo los discursos públicos, las agendas incluso, de muchos partidos políticos. La penetración del discurso de extrema derecha ha sido tal que partidos en principio antirascistas han terminado compitiendo ese espacio con la extrema derecha, como es el caso, por ejemplo, del partido socialista francés. Leer más →

¿Quién teme a estos nazis?

Basta que 20 personas pretendan concentrarse para pedir una medicina para la hepatitis C, por ejemplo, o que 250 ancianos se manifiesten para pedir que les devuelvan sus ahorros para que la calle sea tomada por cientos de policías. Basta con que cuatro personas convoquen por las redes una manifestación o concentración pacífica para que toda la calle aparezca llena de “lecheras” intimidantes. Cada vez que yo acudo, ejerciendo un derecho fundamental, a una concentración o manifestación pacífica, me siento intimidada por la policía, que nos acosa, no nos deja movernos y nos rodea. Desde hace años, cada vez que voy a una manifestación siento miedo de la policía. Leer más →

¡Viva la República!

Las palabras del portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, equiparando la República y la dictadura pueden deberse a varias cosas. Una, que el hombre sea un ignorante palmario. Dos, que el hombre sea un fascista él mismo y tres que se trate de una estrategia calculada. Yo creo que habrá un poco de todo. Casi todos los líderes del Partido Popular son un ejemplo de ignorancia y de mediocridad intelectual; además, el partido es sentimentalmente franquista, en absoluto demócrata. Pero por último, estoy convencida de que el Partido Popular tiene interés político en “desdramatizar” el franquismo como parte de su estrategia política y social amoral. Acabar con cualquier planteamiento ético es parte de su ideología. Al neoliberalismo, profundamente inmoral, le interesa, naturalmente, que la gente deje de pensar en términos de ética social, política o simplemente personal.  Para el PP nada es intrínsecamente bueno o malo: malo es aquello contrario a sus intereses y bueno todo aquello que los favorece. Y  les importa que la sociedad piense y actúe en estos términos. No olvidemos que siempre han sido enemigos de cualquier asignatura que trate de enseñar a los alumnos ciudadanía o ética y que siempre han querido sustituirlas por cualquier cosa que hable de ganar dinero. Leer más →

De héroes, heroinas y bestias

Para convertirse en un héroe, en una heroína, no hace falta hacer grandes cosas. En según qué circunstancias basta con negarse, con decir que no, y sólo con eso cualquier pequeño gesto que se haga se convertirá en un gesto heroico. Ahí está Amina Sbui, una feminista que se hizo una foto en topless y la colgó en el Facebook. Eso le costó una “fatua” y pasar varios días en un cárcel tunecina y ya sabemos que ninguna de esas dos cosas son una broma. Después Amina salió y, lejos de amilanarse, lo ha vuelto a hacer. Su gesto tiene un valor extraordinario en el contexto de las luchas que las mujeres árabes están llevando a cabo contra sus gobiernos machistas, contra sus religiones machistas y contra sus revoluciones machistas. Leer más →

Están aquí

Todos y todas nos hemos preguntado en qué pensaba la gente cuando vivía el ascenso del nazismo; si eran conscientes de que la bestialidad mostrada en sus primeros discursos, y que tantas personas apoyaban y aplaudían, iba a acabar como acabó; todos nos hemos preguntado si la indiferencia o la secreta connivencia de muchos otros incluía la despreocupación ante los asesinatos en masa de millones de seres humanos, o si pensaban que aquello no llegaría a tanto. Muchos nos hemos preguntado por qué los judíos no huyeron a tiempo. ¿Pensaron quizá que cuando les expulsaron de las universidades la cosa quedaría ahí? ¿Cuándo quemaron sus negocios? Y cuando les cosieron una estrella amarilla ¿pensaron que eso sería lo último, que nada podía ser peor? Leer más →