Categorías
Artículos

LLegará el día en que haya que pedir perdón. Indulto para María Sevilla

Una de las cuestiones feministas de los próximos años va a ser, sin duda, la defensa de las llamadas Madres Protectoras; esas madres que se niegan a entregar a sus hijos e hijas a hombres que, presuntamente, les han agredido sexualmente. Estoy convencida de que dentro de no muchos años, cuando estos niños y niñas sean adultos, comenzarán a demandar al Estado y a las autoridades que les separaron de sus madres para entregarlos, en muchos casos, a agresores sexuales o a maltratadores. Se producirá entonces un proceso parecido al que se está produciendo ahora con la Iglesia y la pederastia y nos echaremos las manos a la cabeza, y mucha gente se preguntará que cómo pudo ser.