El pacto de derechas y el feminismo.

El supuesto pacto firmado día 24 entre PSOE y Ciudadanos es toda una declaración de intenciones para un gobierno de derechas. Entre las muchas renuncias del PSOE con respecto a lo que ha sido no sólo su programa electoral sino su trayectoria hasta el momento figura la renuncia a la exigencia de permisos de paternidad iguales a los de maternidad e intransferibles; una exigencia que el PSOE no sólo ha votado varias veces favorablemente en el Congreso de los Diputados, sino que pocos días antes reafirmaba enfáticamente en un acto celebrado en el mismo Congreso. Ciudadanos, por el contrario, se presentó a las elecciones con un programa que le ha valido el calificativo entre las feministas de “partido machista”. Aun así, es muy significativo que haya apostado por introducir en el pacto con el PSOE una cuestión que podría parecer menor, como es la rebaja del compromiso del PSOE de apoyar estos permisos de paternidad para asumir lo que el partido machista llevaba en su programa: permisos que seguirán siendo una especie de regalo a los padres, en absoluto iguales a los permisos de maternidad. En todo caso, esto demuestra que la cuestión no es menor. Sigue leyendo

El otro debate. El de Salvados

Antes del debate final del bipartidismo hubo otra posibilidad de ver a los dos partidos que nos llevan gobernando, desde que la mayoría recordamos, en acción. Y pudimos verles, no sólo consigo mismos, echando mano de todos sus trucos, sino que tuvimos la suerte de poder verles al lado de la nueva política que ha venido para sustituirles. El programa Salvados del domingo pasado fue mucho más interesante que el debate “Cara a Cara” que se celebró al día siguiente; mucho más interesante para poder confrontar el pasado y el futuro de este país en el mismo plano, para poder comparar y para poder elegir. Al fin y al cabo, el debate Cara a Cara no dejó de ser un teatrillo en el que dos candidatos fosilizados en otro tiempo que ya se ha ido se lanzaban argumentos preparadísimos por sus asesores durante días; argumentos trillados y que ya hemos sufrido durante años. En todo caso Pedro Sánchez salió a matar y casi mató, lo cual no era muy difícil encontrándose ante una persona de una mediocridad intelectual comprobada y ante el jefe del partido más corrupto de la democracia española. Ahora entendemos lo del plasma. Pero eso fue lo único que hizo Pedro Sánchez, abatir a Rajoy, lo que casi hubiera hecho cualquier persona con dos dedos de frente. Sigue leyendo

Quien está con la gente y quién está en contra

Pedro Sánchez anda haciendo propuestas que se supone que han de servir para revertir la situación creada, en parte con sus votos, en la última legislatura de Zapatero y más aún con la llegada del PP. No vamos a hacer recuento de las veces que Pedro Sánchez y el psoe ha votado a favor de lo mismo que ahora dice estar en contra, desde desahucios a priorización de la deuda, pasando por la ahora tan cacareada transparencia. Vamos a simular que creemos que haya podido cambiar de opinión. La simulación se acaba en cuanto abrimos un poco el foco de la mirada y miramos al lugar en el que ahora mismo se está jugando el cambio en las políticas de austeridad que Pedro Sánchez dice querer revertir aquí. Miremos por encima de Pedro Sánchez, del psoe y vamos a  mirar directamente al lugar en el que se deciden las políticas que se hacen aquí. Sigue leyendo

El drama griego y la comedia socialista

A un lado está el gobierno griego elegido por la gente y con un programa en el que se comprometía a terminar con las políticas de austeridad que les han llevado a la ruina. Con ese programa fue votado mayoritariamente. Al otro lado están los que gobiernan, los que nos gobiernan: gobiernos, partidos políticos, poderes financieros, lobbies, bancos, empresas…Todos conjurados para que este experimento griego tan raro, (que la gente se crea con derecho a decidir) dure lo menos posible; que se acabe pronto para evitar el contagio, para que la estafa pueda seguir funcionando, que puedan seguir robando, empobreciendo, matando de hambre, de enfermedad, de frío o de desesperación, hasta que lleguen a la conclusión de que ya no les compensa y paren. Sigue leyendo

Una teoría plausible sobre la destitución de Tomás Gómez

¿Que Tomás Gómez iba mal en las encuestas? Pues qué novedad, Pedro Sánchez no es que vaya muy bien. Hace tres días el PSOE aparecía hundido en el peor resultado de su historia. ¿Que dicen que iban a salir unas corruptelas a cuenta de un tranvía? Pues, seguramente, en este país no hay obra pública en la que no se meta la mano, pero, vamos a ser serios… ¿Me estáis diciendo de verdad que han cesado a un dirigente político porque una obra pública tiene un sobrecoste por el que él no está imputado (y no está claro que lo llegue a estar)? Basta con mirar alrededor para darse cuenta que la corrupción, aquí, no es motivo para cesar a nadie hasta que la cosa ya está en los tribunales. Seguramente si Tomás Gomez estuviera impoluto hubiera resultado más difícil hacer colar esta operación, pero esta destitución no es sólo por el tranvía. Sigue leyendo

Pacto entre estadistas

Ya puede ahora Pedro Sánchez pedir el fin de la troika (llega tarde) o la toma de la Bastilla porque es inútil. El pacto antiterrorista que ha firmado con el PP sólo sirve para situar ideológicamente al PSOE. Sirve para delimitar su espacio. Voy a salirme de las consideraciones que se están haciendo en estos días sobre si el PSOE apoya o no la cadena perpetua porque creo que ya está todo dicho sobre el asunto. Resumiendo: si no la apoya, desde luego no la combate. Y aunque la cadena perpetua “revisable” es anticonstitucional e inhumana, recordemos que nuestras penas máximas se parecen mucho a una cadena perpetua. Me temo que esa línea roja la traspasamos hace tiempo gracias a la utilización que en este país se viene haciendo del terrorismo como arma electoral.

Sigue leyendo