(Des)generizando el sexo

Audio grabación de la conferencia “Deseo, placer: (des)generizando el sexo”, dictada por Beatriz Gimeno Reinoso, el día 05/11/10 con motivo de la presentación en Córdoba de su libro “Deseo, placer”, organizada por el Grupo de Reflexión Feminista de INET

Para escuchar el audio:

http://inetcordoba.mypodcast.com/2010/11/Beatriz_Gimeno_Reinoso_Conferencia_Deseo_placer_desgenerizando_el_sexo-333963.html

A vueltas con la viagra femenina

Cada cierto tiempo, pero cada vez más a menudo, una empresa farmacéutica afirma haber encontrado la viagra femenina, esa píldora mágica que acabe con los “problemas sexuales” de las mujeres de la misma manera en que la famosa pildorita azul provoca erecciones en los hombres. El último invento fue desechado hace poco por las autoridades sanitarias de EE.UU. porque no parecía servir para nada. Pero por supuesto, las farmacéuticas no desesperan. La medicalización del cuerpo de las mujeres y la consideración de que éste es enfermizo y patógeno de por sí tiene detrás una larga historia que por ahora no tiene visos de acabar.

Leer más: http://mirales.es/?p=4611
 



Género indefinido

En los últimos meses se ha venido hablando de la posibilidad de reconocer legalmente un género o un sexo neutro (mejor sería decir indefinido). La cuestión ha surgido de la lucha que están llevando a cabo algunas personas que quieren ser reconocidas bajo esa tercera opción: no se reconocen ni como hombres ni como mujeres. A partir de ahí algunos/as activistas han comenzado a pedir que el sexo deje de figurar en los documentos oficiales de la misma manera que dejó de figurar el estado civil, la raza, o la ocupación. Hace al menos tres años yo era de esa opinión e impartí una conferencia en la Universidad Jaume I de Alicante que llevó por título Por la desaparición de la mención de sexo de los documentos oficiales. En este momento, en cambio, opino que se debe reconocer la posibilidad de no ser ni hombre ni mujer a quien lo solicite, así como la posibilidad de poner nombres que no definan el sexo, pero no estoy segura de que esta mención deba desaparecer de todos los documentos oficiales. Leer más “Género indefinido”

Tiger Woods el infiel

Tenía preparado un artículo muy serio sobre los impuestos pero esta mañana viendo el telediario no he podido por menos que dedicar unas líneas a un tema que me trae de cabeza: Tiger Woods. El locutor del telediario nos explicaba, en la sección de deportes, que el golfista ha decidido regresar a la competición pero que antes ha pedido perdón por sus infidelidades matrimoniales un par de veces más (y van…) y mientras decía esto al locutor se le escapaba una sonrisa, no se sabe si de vergüenza ajena, de malestar por la cuestión o de pura risa que le daba. La cuestión del perdón de Tiger Woods ya es más que cansina, pero cuando vi el reportaje entendí la risa del locutor. Ahí salía ese pobre Tiger, ese hombre destrozado, explicando que “hice cosas feas, muy feas” y todo esto mientras unas lágrimas brotaban de sus ojos. La verdad es que aquello parecía una película porno de bajo presupuesto en plan ahora me humillo y viene la rubia y me da unos azotes en el culo. Después nos han explicado que Woods ha estado dos semanas en una clínica de “desintoxicación sexual” y yo me pregunto ¿puede uno intoxicarse de sexo? Al parecer sí. Siempre me he preguntado como lo hacen en esas clínicas, ¿aplican terapias aversivas, farmacológicas, psicológicas? ¿Te ponen la foto de una tía en pelotas y te sueltan un calambrazo? Pues siento decirles que eso no funciona, es lo que hacían con los gays (con un rubio en lugar de la rubia, claro) y no dio ningún resultado. Leer más “Tiger Woods el infiel”

La iglesia y el sexo

La mayoría de la gente está convencida de que la prevalencia de la pederastia entre los curas se debe a la obligatoriedad del celibato. Yo estoy convencida de que no, o al menos no del todo. En realidad los curas son célibes, pero a la vista está que muchos no son castos. Esa idea de que la sexualidad masculina es como una bomba hidráulica, algo que se llena de un fluido mágico que tiene que salir por algún sitio o explota, causando males muy grandes, es uno de los mitos más antiguos del patriarcado y sirve para justificar casi cualquier comportamiento sexual masculino, desde la necesidad de la prostitución hasta las violaciones. Por supuesto que no es más que un mito y hay muchas personas, hombres y mujeres, castos por necesidad o por elección, que están tan tranquilos sin acosar, abusar o violar a niños. Y también hay muchos hombres casados o con pareja que son pederastas o violadores Leer más “La iglesia y el sexo”

Sexo

Hace unos pocos días se publicaron en varios medios de comunicación los resultados de un estudio sobre la sexualidad de los españoles y españolas. Por supuesto que se refieren a la sexualidad heterosexual, aunque no lo digan. Lo que más ha llamado la atención a tenor de lo publicado es que en dicho estudio una de cada tres mujeres asegure fingir en la cama, es decir, fingir orgasmos. Es gracioso que a estas alturas estemos así. Cuando yo era joven, las feministas teníamos a gala no fingir un orgasmo y pensábamos que un futuro en igualdad traería unas relaciones sexuales honestas para ambos miembros de la pareja y placenteras también para ambos.

Leer más: http://mirales.es/?p=895

Poliamor

Últimamente se habla mucho del poliamor, es decir, hablando en plata la posibilidad de amar y/o vivir con más de una persona. En realidad, todas somos poliamorosas, otra cosa es vivir como tales; otra cosa es que estemos dispuestas a arrostrar las consecuencias de nuestras decisiones. Tengo amigas que se dicen poliamorosas y lo que hacen en realidad es practicar la infidelidad de toda la vida. Es decir, engañar a su pareja mientras mantienen relaciones con otra a la que puede que también engañen con respecto a la primera. La cosa no suele acabar bien y, al final, todas sufren.

Leer más: http://mirales.es/?p=2584#more-2584

Heterofeminismo y sexualidad

El feminismo de la segunda ola nació con, entre otras cosas, un potente discurso sobre la sexualidad. Cosas que hoy nos parecen obvias, como que sexualidad y reproducción no son lo mismo, como que las mujeres tienen derecho al placer sexual y que éste no depende de la penetración ni de su vagina, como que la heterosexualidad no es natural ni inevitable, que tenemos derecho a nuestro cuerpo, a controlar nuestra reproducción…todo eso no surgió por generación espontánea, lo formuló y lo hizo popular el feminismo. Entonces significó una auténtica revolución.

Leer más: http://mirales.es/?m=200911

Amores desgenerados

Lima 22 de octubre de 2009. Centro cultural de España

Mi ponencia no es exactamente una ponencia. Tampoco es la presentación de mi libro, ya lo presenté ayer, y si voy a hablar de él es porque era demasiado tentador tener esta novela recién publicada y no hablar de ella en un coloquio que se llama “amores desgenerados”: Mi novela se ajusta perfectamente al tema de estas jornadas. La pega es que no me gusta hablar de mis novelas en términos de tesis, como si fueran ensayos. No lo es, es una novela y como en todas mis novelas, en realidad, el tema es secundario y me importa mucho más la forma. Pero como digo era en este caso demasiado tentador. Leer más “Amores desgenerados”

Cataluña y la píldora del día después

Espero no ser la única a la que le ha indignado profundamente el protocolo del gobierno catalán respecto a la dispensación de la píldora del día después. En primer lugar la verdad es que estoy harta de esta izquierda pacata y atemorizada que gobierna tratando de contentar a todos sin darse cuenta de que lo único que hace es crear desafección entre los suyos y que la derecha jamás va a darles ni agua. En ese sentido envidio a los presidentes norteamericanos que cuando tienen que poner a un juez en el supremo para que influya en la política futura lo ponen de su cuerda, sin complejos y siguiendo el mandato de sus votantes: los conservadores ponen a conservadores y los progresistas a progresistas. Aquí no. Aquí la izquierda pone a conservadores para ver si así se calman. Pero ellos no se calman y nosotros dejamos de votarles. Lo de Zapatero con Carlos Divar no tiene nombre. Lo del gobierno catalán con la píldora del día después, tampoco. Leer más “Cataluña y la píldora del día después”