La igualdad necesaria

 

La lucha del movimiento gay-lésbico en España tiene dos momentos claves: la despenalización de la homosexualidad, cuando exigíamos el derecho a ser como somos, a existir simplemente, y un segundo momento: la lucha por la igualdad. No por el matrimonio, no por el matrimonio y adopción, no por las pensiones o las herencias, sino por la igualdad, que es como decir por la dignidad. No hemos estado trabajando 25 años por conseguir, poco a poco, en un goteo insoportable, una serie de derechos que a los demás ciudadanos se les suponen por el hecho de que su orientación sexual y afectiva es diferente a la nuestra. Hemos estado luchando, desde la despenalización de la homosexualidad, porque se nos considere iguales, por acceder a la plena ciudadanía, y esto lo representaba, en este momento concreto, el derecho al matrimonio, puesto que ésta es la única limitación legal que  nos queda para poder considerar que sí, que ante la ley, todos los españoles y españolas somos iguales.  Leer más “La igualdad necesaria”

Adopción homo, situar el debate donde se debe

Los políticos conservadores, y algunas algunas otras personas con mejor voluntad pero absolutamente desinformadas, se empeñan en situar el debate sobre la adopción por parte de parejas gays y lesbianas en un punto equivocado. En un lugar hipotético y casi virgen desde el que poder expresar opiniones a favor y en contra. Nosotros hace tiempo que venimos diciendo que el debate no debe partir de ahí porque es irreal y falsea la realidad. Leer más “Adopción homo, situar el debate donde se debe”

Ahora sí

El día del discurso de investidura, casi al final, mientras Zapatero hablaba, me llamó un compañero de Valencia: “¿Lo has oído?”, “Si, lo acabo de oir”. Después se me acumularon los mensajes y las llamadas. Yo misma llamé a varias personas de mi organización y a varios amigos. “¿Lo has oido?”… “Ha llegado también el momento de poner fin a las intolerables discriminaciones que aun padecen muchos españoles por razón de su preferencia sexual. Homosexuales y transexuales merecen la misma consideración que los heterosexuales y tienen derecho a vivir libremente la vida que han elegido. Modificaremos el Código Civil para reconocerles, en pie de igualdad, su derecho al matrimonio.” Por primera vez, el derecho a nuestra igualdad se nombraba como un asunto de gobierno; ahí estaba. Leer más “Ahora sí”

El proceso de reivindicación de los derechos de lesbianas, gays y bisexuales en España.

 

Hemos conseguido en España algo que hasta hace apenas tres años era un sueño que parecía inalcanzable, algo que todavía lo es para gran las personas lgtb de gran parte del mundo: la igualdad legal, el derecho al matrimonio, que el estado no haga ninguna distinción entre sus ciudadanos por razón de su orientación sexual o de su identidad de género. Algo que nos hace a todos un poco más libres, algo que muchos países llevan décadas luchando por conseguir.  Como Presidenta de la principal organización lgtb de este país, me siento muy orgullosa de haber dirigido al Movimiento a la consecución de ese logro histórico y creo que es muy importante decir, decirnos todos, que hemos hecho un buen trabajo Es importante que se sepa que este paso no ha sido fruto de la casualidad, ni de la suerte, ni de lo buenos o listos que son los políticos. Ha sido fruto del trabajo de los y las activistas. Y esto es muy importante recalcarlo porque el mundo, la sociedad en la que vivimos, las estructuras sociales y políticas son, por su propia naturaleza, inmovilistas, por lo que la labor de los activistas de cualquier causa es empujar, trabajar para que las cosas cambien. Nuestro éxito demuestra que, si se empuja, las cosas se mueven; aunque cueste, aunque una se deje la vida en el empeño merece la pena porque si se pone el suficiente trabajo en ello, se consigue. Leer más “El proceso de reivindicación de los derechos de lesbianas, gays y bisexuales en España.”

¿Hay alguien ahí?

A veces resulta un tanto surrealista comprobar hasta qué punto el divorcio entre lo que dice la jerarquía de la Iglesia Católica y lo que piensan los fieles se manifiesta. Resulta que expulsan a una cofrade por lesbiana y por casarse con otra mujer. Y ella no sólo se extraña, sino que otros cofrades la apoyan y se solidarizan. Yo comprendo su estupor y me alegro de que esto resulte un pequeño escándalo pero… ¿es que ninguno de ellos, ni ella tampoco, ha escuchado lo que dicen los jerarcas de gays y lesbianas? ¿Lo que han venido diciendo del matrimonio entre personas del mismo sexo? ¿No han visto/escuchado a los obispos subidos a un estrado en la Plaza de Colón clamando contra la destrucción de la familia?

Leer más: http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=19708

Los derechos de gays, lesbianas y transexuales después de la era Aznar.


La era Aznar termina para el 10% de los ciudadanos y ciudadanas españoles, los que son gays, lesbianas y transexuales, de una manera especialmente amarga. Ni en nuestras peores pesadillas hubiéramos podido pensar que el retroceso en el camino que emprendimos tras la muerte de Franco hacia una ciudadanía plena pudiera ser, ya en el siglo XXI, tan marcado. Desde la aprobación de la Constitución el avance en el reconocimiento de las personas GLTB (gays, lesbianas, transexuales y bisexuales) ha sido continuo, tanto política como socialmente y tanto en España como en Europa. Y aunque el reconocimiento político de la igualdad legal no ha sido tan rápido como nos hubiera gustado, el reconocimiento social ha sido vertiginoso si tenemos en cuenta que hace apenas 25 años, las personas GLTB eran las portadoras de uno de los más poderosos y antiguos estigmas que unos seres humanos han utilizado contra otros a lo largo de la historia. Si consideramos que a la muerte del dictador éramos no sólo ilegales, sino verdaderos parias sociales, las actuales cotas de aceptación social que disfrutan las reivindicaciones de nuestros derechos, nos parecen casi increíbles. Según las últimas encuestas del C.I.S, casi el 67% de la población española está de acuerdo en que se modifique el Código Civil para que las parejas del mismo sexo tengan acceso al matrimonio, y el derecho de adopción, por razones históricas y culturales, mucho más problemático, va ganando adeptos de manera evidente y continuada hasta situarse en un 52% de la población. Para comprender la importancia de estas cifras baste decir que en Holanda, por ejemplo, país donde ya existe el matrimonio y la adopción entre personas del mismo sexo, dichas leyes se aprobaron con un porcentaje de aprobación social similar al nuestro. Por tanto, la sociedad española está perfectamente madura y es plenamente consciente de que la última discriminación legal que separa a las personas GLTB de la ciudadanía plena, esto es, el acceso al matrimonio, debe ser eliminada. El PP en su primera legislatura tuvo buen cuidado de mostrar su rostro más derechista ya que era plenamente consciente de que en este, como en otros temas sociales, la sociedad española es progresista y no sigue las integristas doctrinas vaticanas. En la primera legislatura, el PP se comprometió en el Congreso de los Diputados a aprobar en su segunda legislatura una Ley de Parejas de Hecho que reconociera derechos a las parejas del mismo sexo. Leer más “Los derechos de gays, lesbianas y transexuales después de la era Aznar.”

El activismo como privilegio

 

 

El movimiento GLBT se encuentra en un momento crucial en el que los enormes logros conseguidos se miden también, y es normal, en que las críticas suben de tono. A veces los activistas decimos que estamos hartos, cansados, nos preguntamos si todo esto merecerá la pena. Hace pocos años celebrábamos el 28J con mil personas en la calle, los empresarios se reían de nosotros y nos llamaban idealistas, la  Ley de Parejas nos parecía una utopía lejana y los socialistas (los que mandaban entonces) no querían saber nada de nuestros derechos. Ahora, la Ley de Parejas ha dado paso a la reivindicación del derecho al matrimonio y  los partidos de izquierda lo asumen en sus programas; el Presidente de la Comunidad de Madrid, del Partido Popular, inaugura un Programa de Asistencia en COGAM, en junio hemos sacamos a medio millón de personas a la calle… Enseguida vendrán las elecciones y los candidatos, todos, se esforzarán por conseguir nuestro voto. A algunos esto les parece mal, a mí me parece bien: nos tienen en cuenta. Ya les exigiremos luego. Nos queda mucho por andar, desde luego, pero ya hemos recorrido suficiente camino como para poder mirar atrás. Y para la mayoría de nosotros el camino no sólo ha merecido la pena, sino está siendo lo mejor del viaje. El activismo me ha proporcionado experiencias que poca gente tiene la suerte de vivir a lo largo de su vida. En primer lugar, la impagable experiencia de haber participado en primera fila en una batalla en la que está en juego mi dignidad y mi propia vida. La experiencia de luchar día a día en este combate ha cambiado completamente mi manera de ver el mundo y me ha proporcionado momentos de una intensidad que dificilmente hubiera encontrado en otros ámbitos; la mayoría de la gente pasa por la vida sin conocer algo así. Se puede ser militante de muchas causas, pero es difícil encontrar una batalla en la que se juegue tanto para nosotros mismos como es la lucha por los derechos de las personas GLBT para quienes somos GLBT. Hay más cosas: en este camino he conocido a gente que jamás hubiera conocido de no haberme metido en ésto. La mayoría de las personas circunscriben su círculo de amistades a aquellos que les son similares por edad, clase social, cultura, vecindad, medio laboral… yo  he tenido la gran suerte de conocer a personas a las que nunca hubiera tenido acceso de no haber tenido en común no ya la orientación sexual, sino la lucha por nuestros mismos derechos. Leer más “El activismo como privilegio”

Encuentro digital con Beatriz Gimeno

La secretaria general de la Federación Estatal de Lesbianas y Gays (FELG), asesora del primer estudio español sobre familias homosexuales financiado por la Comunidad de Madrid y la Universidad de Sevilla, ha charlado con los internautas durante la semana del Orgullo Gay.

Leer más “Encuentro digital con Beatriz Gimeno”

Familias de hecho: la realidad social de las familias lgtb

En los últimos años hemos asistido a una creciente apertura de la sociedad a una realidad, la de lesbianas y gays, que durante muchos años ha permanecido oculta cuando no marginada o perseguida. Una vez alcanzado un cierto desarrollo en los derechos individuales de lesbianas y gays (que aparecen, por ejemplo, protegidos explícitamente por el Código Penal y otras leyes) el interés social, de los medios de comunicación y, por supuesto, de los colectivos de lesbianas y gays se ha centrado en otro aspecto de esa realidad: la vida en familia de estas personas. Existen, parece que eso ya está claro. ¿Pero cómo viven?, ¿responden a los mismos deseos que el resto de las personas de formar familias, de protegerse mutuamente, de criar hijos…? Una vez asumida la existencia de este colectivo, todavía quedan presentes muchos estereotipos, muchos prejuicios que limitan a lesbianas y, sobre todo, a gays, al terreno de una sexualidad nocturna, promiscua y, a menudo, mercenaria.

Leer el informe:  informe familias

La marginación de las lesbianas en los grupos gays y en el mov. feminista

Los años 70 y gran parte de los 80 fueron los años en los que las lesbianas no concebíamos estar al margen del movimiento feminista. Es más, fueron los años en los que afirmábamos que cualquier mujer podía ser lesbiana y en los que tratábamos de transformar el feminismo en feminismo lesbiano (1). Después por razones internas al movimiento, que abordaré más adelante, y también externas: la necesidad de transformar la legislación para que recogiese los derechos de gays y lesbianas, las agresiones homófobas y el SIDA, las lesbianas comenzamos a integrarnos en los colectivos gays (2). En la actualidad, en España no hay apenas grupos autónomos de lesbianas fuera del movimiento gay y los que hay no tienen casi presencia. Tampoco dentro del movimiento feminista las lesbianas están organizadas como tales ni su voz tiene fuerza para ser escuchadas. Las lesbianas en la actualidad subsistimos como grupos minoritarios dentro de los grupos gays. Después de una década de militancia conjunta quizá sea hora de replantearnos esa alianza. Leer más “La marginación de las lesbianas en los grupos gays y en el mov. feminista”