Categorías
Artículos

Violencia de género versus Violencia doméstica: La importancia de la especificidad

La Ley Integral contra la Violencia de Género


España se ha convertido en los últimos 10 años en un ejemplo mundial de sociedad concienciada y en lucha contra la violencia de género y por los derechos de las personas lgtb [1]. No sólo por la cantidad de leyes e iniciativas de todo rango que se han ido aprobando en este sentido desde hace ya tiempo [2] sino también, o quizá como consecuencia de lo anterior, porque muchas de estas normas son producto de una intensa movilización de la sociedad civil. Basta mirar las cifras de aceptación con que contaba la ley de matrimonio homosexual en el momento de su aprobación [3] o la repulsa  que se produce cada vez que hay un asesinato o una agresión machista. El rechazo social que la violencia machista suscita es, en la sociedad española, casi unánime y tanto la derecha como la izquierda compiten en demostrar que son más eficientes en la lucha contra la misma. Asimismo, los medios de comunicación se han convertido también en un arma imprescindible que no deja pasar un sólo caso de violencia sin denunciarlo. La sociedad civil organizada (sindicatos, asociaciones, ONG’s…) está en su conjunto sensibilizada y se manifiesta activamente dispuesta a luchar por erradicar la violencia contra las mujeres. España se ha convertido en muchos sentidos en un laboratorio perfecto para estudiar la puesta en marcha o la eficacia de las medidas que se han ido tomando, algunas verdaderamente novedosas, en lo que se refiere a la violencia de género.

Categorías
Conferencias Videos

Conferencia de Beatriz Gimeno en Perú

Grabación en vídeo de la conferencia realizada en el Centro Cultural de España el 4 de setiembre del 2006, organizada por el Instituto Encuentros y Promsex.

Categorías
Posts

El lesbianismo no se contagia

Siempre que presento alguno de mis libros me regaña alguien; pero quien más me regañan son mis amigas feministas que nunca están de acuerdo con las personas escogidas por mi (o por la editorial) para hacer la presentación. Se quejan de que siempre (o casi siempre)  me presentan hombres y, claro, tienen razón. La presentación en Madrid de mi segunda novela (el 25 de febrero en Fuentetaja)  también la va a hacer un hombre: Jesús Ferrero. Lo que no saben mis amigas es lo que siempre me esfuerzo por encontrar a una mujer que quiera presentarme y cómo me resulta siempre de todo punto imposible. 

Categorías
Posts

Poliamor

Últimamente se habla mucho del poliamor, es decir, hablando en plata la posibilidad de amar y/o vivir con más de una persona. En realidad, todas somos poliamorosas, otra cosa es vivir como tales; otra cosa es que estemos dispuestas a arrostrar las consecuencias de nuestras decisiones. Tengo amigas que se dicen poliamorosas y lo que hacen en realidad es practicar la infidelidad de toda la vida. Es decir, engañar a su pareja mientras mantienen relaciones con otra a la que puede que también engañen con respecto a la primera. La cosa no suele acabar bien y, al final, todas sufren.

Leer más: http://mirales.es/?p=2584#more-2584

Categorías
Posts

Armario y feminismo

Aunque no comprendo que una lesbiana pueda no ser feminista –entre otras cosas porque si no se garantizan los derechos de las mujeres ni siquiera habría lesbianas- cada vez entiendo mejor a esas lesbianas que dicen que no son mujeres (desde Monique Wittig hasta muchas amigas mías).

El feminismo de la segunda ola, el institucional, ese que está compuesto por mujeres que hoy andarán en torno a las 50, está lleno de lesbofobia. Y eso aun cuando muchas de esas mujeres son lesbianas. Son lesbianas muchas activistas feministas de esa época, muchas de ellas con cargos institucionales, son lesbianas muchas mujeres que ostentan cargos representativos y que se declaran feministas, son lesbianas muchas profesoras de universidad que tratan temas de género, pero evitan todo lo que tenga que ver con la orientación sexual.

Pocas de ellas han dado el paso de salir de ese armario de cristal en el que creen que se esconden pero en el que todas las conocemos porque aquí nos conocemos todas. La igualdad no consiste sólo en disfrutar de las mismas leyes, la igualdad es también igualdad simbólica, igualdad en la legitimación y de eso andamos aun escasas las lesbianas.

Por eso existe aun la desigualdad, por eso es todavía posible que se discrimine a una mujer por ser lesbiana y por eso es verdad que muchas mujeres no pueden permitirse el lujo de salir del armario, porque el precio sería muy alto. Y precisamente por eso las que pueden hacerlo porque no sufrirían graves perjuicios tienen el imperativo ético de hacerlo; un imperativo que las obliga especialmente si son feministas.

Pero no lo hacen. No lo hacen porque piensan que tienen más que perder que que ganar si salen del armario. Y es cierto que algo perderán: perderán “respetabilidad”, una respetabilidad que se ha utilizado desde siempre para oprimir a las mujeres. Obviamente que todavía existe cierto perjuicio al declararse lesbiana, en cualquier ámbito. De no ser así, si diera lo mismo serlo que no serlo, no existiría la discriminación.

Pero en muchas ocasiones esa respetabilidad es lo único que muchas mujeres tienen que perder; una respetabilidad otorgada, además, por la parte más conservadora y homófoba de la sociedad. En una situación en la que muchas mujeres son asesinadas en el mundo, despedidas de sus trabajos, violadas, apaleadas o encarceladas por ser lesbianas, poder salir del armario y no hacerlo es un lujo que no podemos permitirnos. Y menos que nadie las que nos consideramos feministas, porque se supone que el feminismo es un ideal de igualdad y de justicia.

Así que muchas lesbianas feministas estamos más que hartas de encontrarnos con esas feministas que son lesbianas armarizadas. Por eso, si ellas no son lesbianas, nosotras no somos mujeres.

Es cierto que la mayoría de las jóvenes ya no son así y que no se plantean siquiera salir del armario porque nunca han estado dentro. Pero también es cierto que la mayoría de estas jóvenes lesbianas se sienten infinitamente lejanas del feminismo institucional y estos días he comprobado que les da igual el aborto, el permiso de maternidad (y no digamos ya el de paternidad), la prostitución o cualquier debate en el que esté empañado ahora el feminismo. Yo no comparto esa actitud pero, la verdad, la entiendo

Leer más: http://mirales.es/?p=2582

Categorías
Apariciones en medios

De disidencia sexual y lesbianas vampiro

La activista que lograra, como presidenta de la Federación Española de Lesbianas, Gays y Transexuales, que se aprobara en su país el matrimonio entre personas del mismo sexo y la ley de identidad de género, se encuentra en México.

Leer más:

http://mundo.paralax.com.mx/foro/topic.html?id=510&p=1

Categorías
Posts

Mujeres, lesbianas, deporte

La construcción de las lesbianas y el deporte femenino son dos cosas que van a la par en el tiempo. Los médicos construyen a las lesbianas en el momento en que algunas mujeres comienzan a hacer deporte. Hasta ese momento no existía la categoría de lesbiana, entre otras cosas porque para poder ser lesbiana, para poder vivir sin depender de un hombre, una mujer tenía que ser independiente, cosa que no es posible, ni siquiera pensable, hasta el siglo XIX. Es entonces cuando algunas mujeres se independizan de los hombres y escogen a otras mujeres como amantes o compañeras de vida. Por la misma época, algunas comienzan a practicar deporte, lo que es visto casi como una incitación al lesbianismo.

Categorías
Apariciones en medios

A Dolores Vázquez se la masculinizó para demostrar que no era mujer

Acumula todo lo malo, no es humana y es así como se representó a Dolores Vázquez. Aunque cualquier lesbiana, en algún momento, puede verse mostrada así o con la imagen pornográfica de la publicidad o los anuncios de contacto, donde se usan falsas lesbianas como reclamo sexual.

Leer más: http://www2.noticiasdegipuzkoa.com/ediciones/2009/06/19/sociedad/gipuzkoa/d19gip8.1518440.php

Categorías
Artículos

¿Cuál es el lugar de las lesbianas feministas?

Las compañeras de “Flor del guanto” me piden que escriba un artículo y acepto, pero enseguida me arrepiento. Me arrepiento cuando me siento delante del ordenador y pienso ¿qué les cuento? Porque me doy cuenta de que no puedo trasladar la experiencia de una lesbiana feminista española a las compañeras ecuatorianas. Me parece estar escribiendo desde otro planeta. A menudo se nos acusa a las feministas del primer mundo de escribir desde una determinada concepción del mundo: una concepción blanca, de clase media… Quienes hacen esas críticas tienen razón… a medias. Es cierto que nuestra visión del mundo es desde ahí, pero es que ese es el mundo que conocemos. Son las mujeres no blancas, que no provienen de la clase media, ni de países desarrollados las que tienen que incorporar sus experiencias al acerbo común. Por eso ahora me siento impotente. Vivo en una sociedad en la que el problema de la raza no existe (aún). La sociedad española es homogénea porque no hemos recibido migrantes hasta hace muy poco. De hecho, somos una sociedad tradicionalmente de emigrantes.

Categorías
Apariciones en medios

Presentación de: La construcción de la lesbiana perversa

Ayer asistimos a la presentación que se hizo en Barcelona del último libro de Beatriz Gimeno ‘La construcción de la lesbiana perversa’, en el que la autora analiza la visibilidad y la representación de las lesbianas en los medios de comunicación a través del polémico caso Wanninkhof.

Beatriz Gimeno escoge uno de los casos más escabrosos de la historia reciente de España para analizar la manipulación que hacen los medios de comunicación de las lesbianas, o más bien, como las eliminan de la vida pública o, en su defecto, las convierten en malignas y siniestras haciendo evidente la lesbofobia de la sociedad.

En concreto, el libro es un exhaustivo análisis de las noticias publicadas por El País, El Mundo y ABC sobre Dolores Vázquez, acusada y condenada sin pruebas en un juicio popular por el asesinato de Rocío Wanninkhof.

Lo que le sucedió a Dolores Vázquez es una clara manipulación de la identidad lésbica de una mujer que pasó de ser la cariñosa madre no biológica de Rocío, a la lesbiana que odiaba tanto a la hija de su compañera como para asesinarla.

La manipulación fue tal que acabó condenada sin pruebas por un crimen que no cometió –por suerte se encontró al verdadero culpable pocos años después-, pero el mal ya estaba hecho. Dolores Vázquez había ido a la cárcel y los medios se habían encarnizado de tal forma con ella que ya no quedaba nada de su vida anterior.

En el acto de la presentación del libro también participaron Patricia Martínez Álvarez, doctora en Historia e investigadora de la UB y Jordi Petit, el famoso activista gay catalán que actualmente es el presidente de honor de la CGL.

http://www.ambienteg.com/personajes/la-construccion-de-la-lesbiana-perversa-nuevo-libro-de-beatriz-gimeno