Privatizando el sol

Todas las medidas que toma este gobierno están encaminadas a avanzar en el camino de destrucción del estado social de medio bienestar que teníamos, en el camino de expolio de lo público para entregárselo a sus amigos, que al cabo son ellos mismos cuando dejan la política: la sanidad, la educación, los transportes y, desde luego la industria, especialmente la energética. El decreto de autoconsumo que hemos conocido la semana pasada ha pasado semi desapercibido excepto para los expertos en energía, pero es un robo de un calibre tal que debe ser conocido y protestado por todo el mundo. Sigue leyendo

El timo de la información sobre el clima.

Progresivamente la información sobre el clima va copando más y más tiempo en los informativos. Entre el deporte y el clima pueden llegar a ocupar más de un tercio del tiempo del telediario. Si estamos en invierno la noticia es que hace frío y si estamos en verano que hace calor. Al calor del verano se le llama ya siempre “ola de calor” y lo mismo al frío invernal. No importa que en España, por ejemplo, haga ahora mucho menos frío del que hacía hace años, en cuanto nieva un poquito, lo llaman “ola de frío” y hacen de ello una noticia. Siempre es el día más frío o el más caluroso de las últimas décadas. Sigue leyendo

Red ecofeminista: Río +20, ni justicia ambiental ni de género

Las cumbres sobre cambio climático pasan cada vez más inadvertidas ante la urgencia de lo inmediato y, en este momento, lo inmediato es la crisis económica que está asolando a los países ricos. Sin embargo, nada debería ser más urgente que la justicia ambiental, porque sin ella no hay futuro y porque sólo con el cambio a un nuevo modelo productivo, reproductivo y de consumo será posible el cambio que es necesario para asegurar el futuro del planeta y de la especie humana. Estamos haciendo lo contrario.  El desastre climático que padecemos y que padeceremos más en el futuro, el agotamiento de los recursos naturales, la mercantilización de lo que debería ser de todos, será causa de injusticias aun más sangrantes que las que ya sufrimos; esas que, por afectar todavía a los más pobres del planeta, creemos que no nos llegarán a nosotros. Sigue leyendo

Crisis económica y crisis ecológica

En comparación con Kyoto, Durban ha pasado sin pena ni gloria por los medios de comunicación,  agobiados como estamos por la crisis. La crisis ha borrado cualquier atisbo del discurso ecologista que se estaba incorporando, muy lentamente, al discurso político general. La crisis se ha llevado por delante no sólo derechos y bienestar, sino que, de nuevo, ha hecho aparecer los discursos economicistas, productivistas, desarrollistas, como los únicos posibles. La derecha y la izquierda, PP, PSOE, IU y nacionalistas, economistas de derechas o izquierdas tienen como palabra fetiche “crecimiento”. Se discute cómo crecer, pero no cómo hacer para detener el crecimiento hasta hacerlo sostenible y desde ahí cómo organizar otra manera de vivir. Parece que sin crecimiento no hay salida ni salvación posible. Sin embargo, el “crecimiento” no es la salvación, sino la destrucción. Parece fácil de entender, no se puede crecer indefinidamente sobre algo que es limitado,  y ya estamos a punto de alcanzar el punto de no retorno. Esta obviedad, que entendería hasta un niño, ha desaparecido sin embargo, del discurso político general y no parece que esté entrando en el imaginario político cultural; no al ritmo necesario. Sigue leyendo

Reinicia, Recicla, Regenera con Equo

Los eslóganes de Equo para esta campaña electoral: Reinicia, Recicla, Regenera, son perfectos. Equo es en verdad el único partido que propone un reinicio y una regeneración  del sistema. Con limitaciones por ahora, sí, propias de que somos un partido que tiene meses de vida, que se encontró con un adelanto electoral cuando aun estaba todo por hacer; que hemos tenido que pergeñar un programa electoral demasiado rápidamente y que lo hemos querido hacer democrática y participativamente (y esto si no se controla bien también tiene inconvenientes). En todo caso, será el congreso, que se celebrará en mayo, en donde Equo tiene que definir de una manera mucho más clara sus posicionamientos políticos respecto a multitud de asuntos. Pero eso no quita para que, con todas esas limitaciones, nuestro “Reinicia” sea verdaderamente necesario.  Sigue leyendo

Equo va y yo voy con Equo

Mientras la ciudadanía exigía en la calle una democracia más participativa, más representativa y menos bipartidismo forzado, los partidos mayoritarios, que decían que escuchaban, sacaban una ley de tapadillo para poner dificultades extraordinarias a todo nuevo partido que quiera presentarse y que no tenga hasta ahora representación parlamentaria. Los que ya la tienen, a esos no se les pide nada. Se nos pide a los nuevos el aval del 0.1 de los electores de cada una de las circunscripciones en las que nos presentemos. Pero por si esto no fuera suficiente, la Junta Electoral aun no ha explicado cómo y cuando hay que recoger esas firmas, cómo se van a comprobar y la fecha límite para recogerlas. Por eso, por pura higiene democrática y vayas a votar lo que vayas a votar, puedes avalar a Equo o a otros partidos que quieran presentarse a las elecciones en la web: yoavalo.com

Entrada completa: El Plural

El despilfarro en AVE

Queda feo decir: “Te lo dije”, pero, a veces, poder decir Te lo dije, alivia la frustración. Pues eso, que fuimos muchos los que lo dijimos. Que tanta inauguración del AVE, tanto gasto, tanto fasto, en definitiva, tanto AVE era económicamente indigerible, energéticamente ruinoso y socialmente innecesario. Que esas fastuosas inauguraciones de estaciones lujosísimas en medio de la nada, no tenían ningún sentido. No sólo porque era absurdo en sí mismo, porque no hacía falta un AVE de Albacete a Cuenca, por ejemplo, sino que además esos AVES significaban abandonar la velocidad media, cuyos estándares de calidad han descendido a niveles tercermundistas. Yo, desde que todo es AVE he vuelto a viajar en autobús porque no me compensa el precio. Antes viajaba en al TALGO tan ricamente. Sigue leyendo