¡Qué el cielo nos guarde!


Al PP se le estropean todos los planes, incluso los que parecen infalibles. Hasta el día de ayer algunos en ese partido llegaron a creer que habían encontrado un plan contra la crisis que no implicaba contar ninguna mentira, ni desdecirse de nada de lo dicho en campaña electoral, que, además, era muy barato y, por si fuera poco, de su fracaso no tendrán ellos la culpa. El plan era encomendarnos al cielo.

Ceder soberanía al cielo tiene muchísimas ventajas. Una cosa era ceder soberanía a Alemania que puede soliviantar al personal y otra muy distinta cedérsela al cielo y que nos arreglen allí la crisis, que más que soliviantar desconcierta tanto que no quedan ganas ni de protestar. Y no sólo eso, sino que en caso de que la cosa no funcione y nos hundamos, siempre se puede decir que la culpa es nuestra, de los pecadores. En lugar de machacarnos con eso de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, siempre se puede decir, -ya lo ha dicho Rouco-, que vivimos en Sodoma y Gomorra; quién más quién menos todo el mundo peca. El cielo se ha modernizado y, si nos portamos mal,  en lugar de convertirnos en estatuas de sal, que a ver qué hacemos con tanta sal, nos aumenta la prima de riesgo, o los intereses del rescate, que es mucho peor.

 La Ministra de Trabajo había asegurado que la Virgen del Rocío nos iba a sacar de la crisis  y el alcalde de Sevilla nos encomendó a un cristo, no sé a cuál. Pero eso era hace dos días porque el resultado de tanto rezar ha sido el rescate, el cuelo se ha encabronado y por eso la Ministra, visto lo visto, se dedicó a jugar a las burbujas o a dejar su móvil ministerial al alcance de su hijo de siete años para que jugara con él. Menos mal que la Ministra no ha ido de negociadora a Bruselas porque lo mismo nos encontramos con que el rescate lo negocia el niño y en ese caso, todo podía ser peor.

Podemos llegar a pensar, también, que semejantes invocaciones no eran sino una traición del inconsciente y lo que en realidad estaban pensando en el momento ambos políticos era:”como no nos saque el cielo de ésta…” Y eso las bolsas, las agencias de calificación, los bancos o los mercados –que son ateos y materialistas (muy materialistas)- es que lo huelen.  Así que nunca sabremos hasta qué punto esas invocaciones nos han perjudicado en la negociación del rescate. En Europa deben pensar que somos tontos, no se puede comenzar una negociación invocando a la virgen, es como decir que admitimos que estamos en las últimas.

Otra explicación –más retorcida- a esta cuestión, sería que la ministra y el alcalde (e incluso Cospedal y su mantilla) piensen que somos tontos y estén torpemente tratando de distraernos en plan: “entre el futbol que viene y ahora los rezos a ver si no se dan cuenta de que hacemos”. Los cristianos que no son forofos del sector Rouco Varela me cuentan por las redes sociales que están indignados con la banalización que hace del cristianismo la señora ministra y con la utilización del mismo en plan “opio del pueblo”. Claro que, en mi humilde opinión (y en la de Marx) hace tiempo que la religión se usa para eso mismo, pero esa es la opinión de una servidora que es atea.  

En todo caso, que los políticos del PP hayan decidido confiar en el cielo para arreglar el país, sólo demuestra que ya no les queda una sólo idea que pase por aquí, por la tierra. Cuando llegue el verano y el calor apriete es posible que veamos a Esperanza Aguirre de rogativas pidiendo lluvia; si nos intervienen (cuando esto salga es posible que ya haya ocurrido) lo más seguro es que todo el gobierno e incluso la familia real se encierren a rezar el rosario en La Almudena, con Rouco, claro. No sólo nos cae encima la prima de riesgo, el rescate y Ángela Mérkel, nos está cayendo encima el medievo, lo que me preocupa mucho más. Aquel era un tiempo en el que primero se rezaba y después se quemaba a los herejes. Y yo, lo confieso, soy hereje perdida. 

3 comentarios

  1. Caray, ¿eso se ha dicho?
    Si, bueno, nadie se responsabilza nunca de las crisis, a todos menos a ellos mismos, que parece que no estaban aquí.. bueno pero eso es curioso, eso de “pues vais a tener que portaros bien o portarnos bien todos, a ver si asi se arreglan los problemas”. No sé.. yo no lo comprendo, en mi humilde opinión no tiene que ver. Para empezar, doy fé que en las Iglesias, muchas creencias y la biblia se habla fatal de los ricos, en general, ante lo cual parecería mas sensato ser pobre (para lo cual viene estupendo una crisis) pero no me cuadra.
    No sé.. ¿si la gente es santa y estupenda, no deberian ser ricos? ¿No debería ser un páis lleno de iglesias un sitio lleno de pasta? ¿ahora resulta que la gente es pecadora y por eso no tiene pasta? Otras incómodas preguntitas como por ejemplo.. ¿todos los que tienen pasta son unos malos bichos? a ver, en que quedamos… Pues mi respuesta es que ni una cosa ni la otra. No tiene pies ni cabeza.
    Que no cunda la alarma, para el Señor no hay nada imposible, se puede ser rico, heterodoxos e ir al cielo.
    Pero volver al medievo, eso si que no, lo de pagarla con herejes sería chapucero, no conseguiría nada..al margen del mal gusto, pero…¿volver al medievo? ¿no vender wáteres? (oh.. eso si es irritante!) Oh, vamos, eso si es una herejía, pregúntenles a los fabricantes del señor Roca.. ¿Ahora que se estará exportando a los países islámicos del petróleo ladrillos y baños? Pues que yo sepa los musulmanes son un poquito herejes y parece que no hay que molestar a los señores clientes. MM, no todos los herejes son iguales.
    CAray..que inquietante es todo

  2. Sé que este comentario está fuera de lugar por no ser una respuesta a tu entrada pero no me importa. Me estoy leyendo tu libro La prostitución, aportaciones para un debate abierto – en realidad lo estoy devorando – y solo puedo decirte una cosa: gracias. Infinitas gracias. Llevaba mucho tiempo sin poder posicionarme de verdad respecto a la problemática de la prostitución – me cuesta identificarme con el tipo de lenguaje y ciertas posiciones antiprostitución como dices que te ocurre. Ahora lo veo todo más claro. Ojalá te lea mucha gente. Por mi parte voy a recomendarte todo lo que pueda. Estoy muy contenta.

    Andrea

  3. Gracias a tí, Andrea, por tus palabras. Yo también estoy muy contenta de la acogida que ha tenido. En un principio estaba un poco temerosa, como creo que digo en el prólogo, pero ha sido un libro que me está dando muchas satisfacciones. Y no sólo en cuanto a que está siendo muy leído, comentado, y me están llegando muy buenas críticas, sino también porque yo misma aprendo cada día en el debate (este sí pausado y razonado) que está generando. Así que sí, muy contenta también.
    un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: