Integristas católicos fuera de mi blog


 Este es un post sobre mis post. Hace tiempo que me venía rondando la cabeza la idea de escribirlo pero el artículo escrito por Maruja Torres en El País el 21 de agosto: http://bit.ly/q7X5ns, me decidió. 

La derecha religiosa está tan acostumbrada a tenerlo todo, que no se conforma con menos. Están tan acostumbrados a imponer, que no comprenden lo que es la negociación desde posiciones de igualdad, están tan aleccionados sobre la necesidad de no ceder un milímetro, que todos ellos saben que es su obligación ocupar siempre todos los espacios posibles. Si pueden usan la prepotencia, la intimidación o la amenaza, si no pueden usan el victimismo. Aunque llevan siglos siendo el poder, aunque llevan siglos oprimiendo y decidiendo, aunque tienen capacidad para cambiar leyes, para decidir políticas; aunque son adalides en la vulneración de derechos humanos, siempre son los suyos los vulnerados; aunque son antidemócratas, esgrimen la democracia y la exigen para sí, excepto cuando son mayoría, que entonces se la niegan a las minorías; aunque tienen muchísimo dinero, muchísimo poder…son unas víctimas.

En fin, no voy a insistir en eso, es de sobra conocido, es su estrategia. Pero ésta estrategia resulta muy evidente en cuanto se tiene un medio de expresión, como un blog, o la posibilidad de escribir en medios de comunicación. Basta mirar cualquier medio de comunicación por Internet y leer los comentarios a cualquier artículo progresista. Es una situación que roza el esperpento trágico. Resulta que miles de personas se dedican a entrar en páginas y blogs normales, progresistas, donde se vierten opiniones que no tienen nada que ver con ellos ni con su ideología, pero que son opiniones razonadas y tranquilas, para insultar o amenazar, sin más. Creo que es una estrategia de amedrentamiento general, de no dejar ningún espacio libre.

Y una no puede dejar de preguntarse qué tipo de rencor espantoso, que tipo de rabia es esa que les hace pasarse las mañanas buscando opiniones contrarias a las suyas para babear los insultos más zafios que se le puede ocurrir a nadie. Asustando,  y no por sus insultos, sino por la cantidad de personas dispuestas a sacar lo peor del ser humano que andan sueltas y apenas contenidas.

Esto tiene que ver con mi blog. En cuanto escribo algún artículo contra la religión, recibo quejas de católicos.. Mientras que los artículos que escribo en El Plural sacan de ellos una especie de bilis ininteligible en su violencia y estupidez, los que me escriben al blog son del otro tipo, el tipo víctima. Como saben que aquí soy yo la que controlo qué se publica y qué no, sabiendo entonces que no tienen ninguna posibilidad de ser publicados si profieren insultos, me preguntan muy dolidos: “¿qué te hemos hecho los católicos?”, “¿cómo es que nos tienes tanta manía?” etc. Alguna de estas opiniones he publicado pero a veces, harta de plañideros idiotas, no lo hago. Entonces me mandan un segundo mensaje en el que invariablemente me dicen que añoro vivir en una dictadura comunista. Si entro al trapo –cosa que he hecho a veces- vuelven al victimismo. Si no lo hago y borro su opinión, entonces viene un tercer mensaje, este sí ya lleno de insultos.

Mi blog no es un servicio público ni tiene esa vocación. Mi blog es el lugar en el que publico mi opinión y en el que debato a veces con personas sensatas, educadas, inteligentes. Admito discrepancias siempre que sean lógicas y de hecho alguna opinión que me ha dolido he publicado, procuro ser honesta en ese sentido. Pero mi blog es un espacio de lucha también en el que procuro, en la medida de mis pocas posibilidades, contribuir a cambiar un estado de cosas que no me gustan. Y una de ellas es el poder dela Iglesia Católicay el incumplimiento dela Constituciónen materia de laicidad. Mi blog no es imparcial, ni está al servicio de todo el mundo, sino de una determinada visión del mundo. Y no porque niegue yo que existan otras visiones (algunas legítimas, otras no) sino porque, en todo caso,  estas otras visiones tienen sus propios espacios para transmitir lo que quieran.

Así que este es un aviso a católicos furiosos: no voy a publicar vuestras opiniones considero que no aportan nada, no descubren nada nuevo y ni siquiera son inteligentes. Los defensores de los papistas pueden irse a sus blogs a escribir lo que quieran que yo no entro a mirar lo que dicen. Es más, siempre lo he dicho y aun en contra de la opinión de mucha gente cercana: tienen derecho incluso a decir barbaridades. La mayoría de las barbaridades están amparadas por la libertad de expresión, pero no en mi blog.

6 comentarios

  1. Ole, Beatriz! 🙂

    Algún día escribiré un artículo, sobre algo que me lleva rondando la cabeza desde hace mucho tiempo. Y tratará sobre la capacidad que tiene la derecha intransigente de proyectar sus propias miserias (aquella sombra que no quieren reconocer en ellos mismos), en sus enemigos. El ejemplo más arquetípico es lo que hacen con Rubalcaba (y mira que estoy hablando de un señor, que no es santo de mi devoción, pues ha formado parte de un gobierno que se ha arrodillado ante los poderes financieros). A lo que voy: ¿Te has dado cuenta como ve a Rubalcaba la derechona?
    Le ve un hombre capaz de crear el atentado del 11M junto a ETA y a las oscuras fuerzas de la policía, con tal de ganar unas elecciones. Le ve capaz de organizar en la sombra el 15M para impedir que gane la derecha. Le ve capaz de manejar todos los hilos del estado para conseguir sus propósitos.

    Pues bien. He ahí el retrato de su sombra: de eso sería capaz la derecha. De hecho, han hecho cosas similares durante siglos y siglos. Pero como no tienen la valentía moral de reconocerlo, zas, se lo colocan al prójimo. Miseria moral. Eso si, comulgan todos los domingos.

  2. No son demócratas, ni lo han sido, ni lo serán nunca.Estoy convencida de que no nos encierran porque no pueden. Si pudieran, volveriamos a la ley de peligrosidad. Estoy segura.

  3. Bueno yo no diria que los católicos oprimen o que el catolicismo oprime pero comprendo como te sientes o como se siente o nos sentimos incluso muchos criados en el catolicismo donde nos han querido mucho, si, pero tambien impuesto ideas so pena de que cualqueir otra cosa es simplemente una equivocación..o peor.. alguna historia maligna o del maligno, directamente.
    Me complace querer a las personas mucho, en persona, al margen de sus creencias religiosas o no. Y a muchos católicos les pasa, que se creen en posesión de la verdad, como puede suceder a cualquier persona, pero ademas de ello es fácil juzgar a los demas, ejemplo, a los que no van a misa, simplemente. O no siguen sus directrices, llamadas aqui opresión, tal vez.. Yo tampoco veo la necesidad de los estrictamente católicos de echar en cada a Beatriz o a cualquier otro su independencia.
    A mi me cansa el bipartidismo y la sociedad española en general, encerrada en los relgiosos católicos y los no católicos, las dos españas, etc..
    Y las acusaciones mutuas de que “los otros no son demócratas”.
    Pero si.. pues demasiado catolicismo o tanta procesión, cosas asi, cansa.. incluso a los propios católicos.. Incluso al propio PP, o digamos a peperos, y lo digo por experiencia, incluso a mucha gente.. y desde luego a mi. Es que la Fe, las creencias profundas en algo mejor y una vida despues de la vida poco o nada tienen que ver con a veces lo que se muestra exteriormente, es lo que yo pienso.
    Toia, Bueno eso de la peligrosidad social es curioso porque mucha gente puede pensar que quien no es como él es un peligro, directamente. Y es curioso saber que esas leyes existieron, parecen sacadas de una peli de risa.. la verdad. Pero si.. asi es, existieron y alguna gente se le ocurrió que lo mejro es declarar al otro “peligroso”, como un perro con rabia o una mañana de tormenta. O un marido celoso.

  4. No me parece, la tuya, una posición fuera de lugar. Como cristiano sin Iglesia, para mí la Católica es un revulsivo, que ha traicionado sus principios y se ha lucrado tergiversando el mensaje inicial del cristianismo.

    Por ello, me parece bien. Si las opiniones no son educadas, mejor que la persona en cuestión abra su propio blog. O que se vaya al Partido Popular, claro.

  5. ¿La derecha religiosa? Curiosa denominación. ¿Cuál es la parte mala de ese binomio? ¿Derecha? ¿Religiosa? ¿Podríamos hacer un análisis similar sobre la Izquierda atea? ¿Hay alguna ideología que haya alcanzado el poder real que no haya cometido desmanes o atrocidades? ¿Hay alguna religión con un número de seguidores importante que no haya cometido excesos en el ámbito en el que tenía poder para hacerlo? ¿No ha habido movimientos antirreligiosos, anticlericales o ateos que han cometido desmanes?
    ¿Se puede descalificar entonces a las religiones o a las ideología por las desviaciones en la aplicación de sus propios principios?
    Tenemos una larga historia en la que ha habido ejemplos, los sigue habiendo desgraciadamente, de todos los tipos, tamaños y colores. Querer ver en un grupo concreto, sea o no religioso, de derechas o de izquierdas, el crisol de toda la maldad, carece del mínimo rigor intelectual.

  6. El problema de las religiones mayoritarias es creerse con la verdad absoluta. No puedes discutir con ellos, sólo puedes o darles la razón o ser un infiel, no hay termino medio, no hay neuronas para más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: