La realidad y la política


El sábado 12 se celebró en Madrid una manifestación sindical cuya principal reivindicación era que la crisis no la paguen los de siempre. También, en esta misma semana se han presentado en mi empresa las candidaturas para elegir delegados sindicales. Perdónenme que cuente algo personal, pero la concurrencia de esos dos sucesos me ha hecho pensar mucho. Utilizo el caso de mi empresa como ejemplo que conozco, pero con seguridad ocurre lo mismo en muchas otras. La empresa en la que trabajo es una empresa de servicios que da empleo a más de cien trabajadores. La mayoría de ellos son gente de clase media con estudios superiores. Durante seis años he sido delegada sindical de CC.OO junto con otros dos compañeros. Cuando me presenté por primera vez no había manera de confeccionar las listas, nadie quería presentarse. Creo que en toda la empresa, aparte de mí, hay otros dos trabajadores afiliados a un sindicato, no más. En estas elecciones, como todo el mundo está muy nervioso por culpa de la crisis y tiene miedo a los despidos sobran los voluntarios a delegado porque creen que así no se les puede despedir.

Entrada completa: El Plural

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: