La viagra femenina


El cuerpo de las mujeres ha sido considerado desde siempre por la ciencia una excepción, un cuerpo inacabado o imperfecto comparado con el cuerpo por excelencia, el del varón. De ahí que fuera el cuerpo de la mujer el que tuviera que ser explicado en su imperfección, el que tuviera que estudiarse con la intención de corregir en lo posible sus deficiencias. La medicalización del cuerpo de las mujeres y la consideración de que éste es enfermizo y patógeno de por sí no acabó con la llegada de la medicina moderna. La consideración de los procesos naturales en la mujer como enfermedades a tratar por los médicos no ha terminado y, por el contrario, nos encontramos ahora con que la ciencia abre nuevas posibilidades para seguir en sus trece.

Ya se ha denunciado el tratamiento del embarazo, del parto o de la menstruación como una enfermedad. También últimamente el tratamiento de la menopausia ha alcanzado tal grado de medicalización que hasta los mismos médicos han tenido que ponerle freno. Las industrias farmacéuticas consiguieron que se considerara la menopausia como una enfermedad denigrante que se supone que las mujeres deben esforzarse en no contraer. Qué mejor para una empresa farmacéutica que poder vender medicamentos a prácticamente todas las mujeres de los países ricos. Así surgieron las terapias hormonales que han sido  recetadas por los médicos a todas las mujeres que entraban en la menopausia durante años. De nada sirvió que algunos médicos denunciaran que eran las multinacionales farmacéuticas las que subvencionaban los estudios que demostraban que una mujer menopaúsica necesitaba siempre una terapia hormonal, ni que denunciaran también que estas mismas empresas hacían costosos regalos a los médicos que acudían a los congresos en los que estas terapias se mostraban ante la clase científica; de nada sirvió que algunos médicos anunciasen que estas terapias no estaban suficientemente contrastadas y que podían no ser necesarias e incluso perjudiciales. Al final, después de que millones de mujeres se aplicasen hormonas al llegar a la menopausia y que éstas les produjesen en muchas ocasiones trastornos muy superiores a aquellos que pretendían evitarse, las terapias hormonales están siendo abandonadas.

Pero como las farmacéuticas no cejan en su empeño y el cuerpo y la salud de las mujeres da para mucho, ahora se inventan un nuevo producto que va a dar mucho que hablar: la viagra femenina. De nada servirá tampoco que mujeres y médicos expliquen que la inmensa mayoría de  las disfunciones  sexuales  femeninas -sobre todo la más corriente, el no llegar al orgasmo- no tiene nada que ver con ninguna causa médica, sino con otra mucho más simple: que no se hace como se debe. No servirá de nada porque como denuncia el British Medical Journal el cuerpo de las mujeres es un campo abonado para que la industria farmacéutica fabrique enfermedades que después se ofrezca a curar  ganando en el asunto miles de millones de euros. Decenas de libros denuncian que las mujeres no alcanzan el orgasmo porque ellas y sus compañeros se empeñan en reducir las relaciones sexuales al modelo coito vaginal sin más, método éste que hace muy difícil que las mujeres tengan un orgasmo. La viagra femenina según esta revista la están buscando en este momento varias empresas que se harán de oro cuando encuentren la fórmula mágica. Millones de mujeres consumirán ese producto esperando que sus problemas sexuales desaparezcan. Pero los problemas sexuales de las mujeres no van a desaparecer mientras no se produzca una segunda revolución sexual que ponga en entredicho el modelo genital-coital y empodere sexualmente a las mujeres. Para cuando algunos médicos hayan conseguido desmontar el fraude, ya se habrán vendido millones de unidades y otras enfermedades vendrán a sustituir a estas.

Mayo 2003

Una respuesta

  1. Gracias. Muy buena informacion.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: