¿Democracia?


María Dolores de Cospedal acaba de perpetrar un golpecillo de estado en la comunidad que  gobierna con la intención de asegurarse de que seguirá gobernándola mucho tiempo más. Ha cambiado la ley electoral de manera que ha barrido el pluralismo político que a los líderes del PP no se les cae de la boca. El PP amenaza con hacer algo así en toda España, cambiar la ley electoral para intentar asegurarse su continuar en el poder. Es decir, que nuestros votos cada vez valgan menos. Asegurarse, en definitiva, de que no se puedan cambiar las cosas de ninguna manera y desde luego, no con los votos.

¿Y qué hacemos? Pues, por ahora, no gran cosa. Es verdad que el PSOE ha llevado esa ley al Constitucional, pero es que, no nos andemos por las ramas, el Constitucional son ellos. ¿Y quiénes son “ellos”? Pues el régimen. El Constitucional es el PP claramente, pero también es el PSOE cuando se necesita. El PSOE hace el paripé y protesta un poco, pero en ningún momento va a romper las reglas del juego institucional.

Nada de marcharse del Parlamento, ocuparlo, manifestarse en la puerta… ¿alguien se imagina a García Page haciendo algo así? Eso es propio de los antisistema que somos todos aquellos a los que, previamente, se ha expulsado del sistema. Porque en el sistema, naturalmente, sólo caben ellos; los que se benefician del mismo. Es decir, quieren un sistema PP/PSOE perfecto.

Al fin y al cabo este golpecito de estado castellanomanchego también beneficia al PSOE al que le hace el favor de convertirle en única alternativa. Se trata de que haya dos partidos que son lo mismo y que se van turnando. Así Cospedal se asegura que cuando ni siquiera con estas leyes sean capaces de ganar las elecciones, el que gobierne sea el otro, el único “otro”; ese que no va a perseguirla ni a imputarla por nada, que no va a inflarla a impuestos, que la dejará en paz con sus millones.

Esa estrella emergente de la socialdemocracia que es Matteo Renzi y que El País pretende aupar a líder mundial, ha dado en Italia un golpe de Estado perfecto. Su reforma de la ley electoral, pactada con Berlusconi, pretende acabar con la función del Senado italiano, que es allí una verdadera Cámara política y que es, además, salvaguarda del pluralismo.

Y respecto a la Cámara de Diputados se ha aprobado hacer lo que el PP ha propuesto aquí para las municipales. Se ha pasado de otorgar una prima del 15% de los diputados al ganador, a otorgarle un 37%. ¿Y por qué no el 100? ¿Por qué no dar todo el poder a aquel partido que gane las elecciones por un voto de diferencia? La sociedad es plural y esa pluralidad tiene que estar representada en las instituciones.

Todo esto, naturalmente, se hace en nombre de la libertad, de la democracia y del pluralismo político…Repetir hasta aturdir palabras como “democracia”, “regeneración”, “libertad”…y al mismo tiempo hacer lo contrario de los que se dice, es, simplemente el funcionamiento normal de este sistema. Eso y mentar a Venezuela. Asaltar un parlamento con las armas para acabar con la democracia cuando no ganan los nuestros (como el otro día propuso un cargo del PP que se hiciera aquí en caso de que ganara Podemos, y como se ha venido haciendo reiteradamente en Latinoamérica, y no Chavez precisamente) es una cosa completamente pasada de moda y que genera mucha tensión.

¿Para qué molestarse en algo tan exagerado si podemos asaltarlo con leyes electorales capaces de hacer ganador a quien la oligarquía designe? Eso es lo que está ocurriendo en Europa una vez que las caretas de la antigua socialdemocracia han saltado por los aires y la gente ha comprobado que aquí quien manda es un poder financiero que no está dispuesto a someterse al control de las urnas.

Ingeniería electoral para acabar con la democracia y con cualquier posibilidad de que la voluntad popular pueda llegar al poder a través de unas elecciones. Y para convencernos de que tenemos opciones, ahora mismo nos están presentando dos opciones económicas. Tenemos la “austeridad sin más”, de Merkel,  o la  “austeridad flexible” que propone Renzi. O, si lo enfocamos desde otro punto de vista, tenemos las “reformas necesarias” de Rajoy o las “necesarias reformas” que ya ha dicho Hollande que llevará a cabo le pese a quien le pese.

Llegará el momento en que, a pesar de esto, les ganemos y entonces comenzarán a decir que estamos gobernados por ETA y Venezuela juntos. Pero a lo mejor llega el día en que eso nos da a todos y a todas exactamente igual porque estemos construyendo una alternativa democrática y real.

 Publicado en: eldiario. es

2 comentarios

  1. “Porque en el sistema, naturalmente, sólo caben ellos; los que se benefician del mismo. Es decir, quieren un sistema PP/PSOE perfecto.”

    Y luego se hacen los ofendidos porque los llamamos ‘casta’. Anda queeee…

    Gracias otra vez, Bea. Tu estilo ‘triple C’ (Claro, Correcto y Culto) me anima a luchar.

  2. ¡Gracias tí, Olga, por leerme y siempre animarme! Tenemos que animarnos unas a otras para seguir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: