La dignidad de un país


“Nosotros no hacemos política, sólo difundimos el español en el mundo”, ha dicho al parecer un portavoz del Instituto Cervantes de Bruselas respecto de una conferencia a la que han invitado al presidente-dictador de Guinea Teodoro Obiang. A Obiang le recibe como si se tratara de una persona respetable el Instituto Cervantes de Bruselas y la UNED de la misma ciudad en dos actos separados. A ambos actos tiene intención de asistir un grupo de representantes españoles, incluido el embajador. Al portavoz del instituto Cervantes yo le diría que no nos tome por idiotas, que claro que hacen política. Hacen política de la peor; de esa que apoya las dictaduras, hacen política al poner a un dictador sangriento al nivel de un invitado respetable. Ustedes no sólo hacen política, sino que se dedican a demoler el prestigio que el Instituto Cervantes haya podido acumular en años pasados. Y como país nos hunden un poco más en la indignidad en la que el Partido Popular se ha empeñado en hundirnos, siguiendo la senda que comenzó Aznar y que paramos a tiempo, echándole.

Preguntado por esta invitación el Partido Popular ha pretendido desentenderse de todo asegurando que no tiene nada que ver, pero la cuestión es lo suficientemente grave como para que se le exijan explicaciones: o destituye a los responsables directos o se hace directamente responsable. La respuesta la conocemos: no hay ceses, no hay explicaciones. Y no las hay porque la verdad es que el PP  comparte el sentido de esta invitación y de este acto; el PP no es un partido de la derecha democrática normal. Es un partido antidemócrata que añora a Franco y su dictadura, como viene demostrando a lo largo de estos años. Es un partido antidemócrata que es amigo y cómplice de las peores dictaduras, que está deseando montarles actos, darles su nombre a las calles o invitarlos y agasajarlos allí donde pueda. La verdad es que al partido popular le gustaría que la Fundación Francisco Franco fuese una institución cultural al mismo nivel de importancia que cualquier otra. El PP está al nivel de la extrema derecha europea, esa que prefiere la amistad con un miserable dictador sanguinario que la compañía de cualquier demócrata verdadero.

Al menos a nosotros nos queda el consuelo de aprovechar todas las elecciones que se nos pongan poder delante para manifestar nuestra indignación; un consuelo que los guineanos no tienen. Justo en la misma semana en que los españoles reivindicamos la dignidad, el gobierno demuestra que de dignidad no entiende nada. En la misma semana en que la gente se echa a la calle a reivindicar la democracia el presidente de la CAM compara estas manifestaciones con el nazismo. Los que invitan a un dictador a lucirse en una conferencia ahora son demócratas. No, no lo son, por eso hay que echarlos, porque no son los dueños de nuestra dignidad, sólo de su propia indignidad.

(Ayer salió Trinidad Jiménez dando unas explicaciones absurdas a lo que no tiene explicación. Tener relaciones diplomáticas con un país no tiene nada que ver con invitar a su dictador/presidente a dar una conferencia en un espacio cultural. Si se quiere hablar del español en Guinea, seguro que somos capaces de encontrar a un guineano o guineana que no tenga las manos manchadas de sangre).

Publicado en:  el plural

6 comentarios

  1. Vomitosobrevosotras |Responder

    Tú tampoco tienes dignidad que escribes en una revista donde anuncia a una empresaria que tiene locales de prostitución tantra, o sea en Pikara. Si fuese un empresario, ¿la cosa cambiaría no? menos coherencia que …una ameba.

    1. Pues no, si fuese un empresario la cosa no cambiaría.

  2. Me temo que si, y lo sabes. Encima lo decis con orgullo y prepotencia…y yo tratando de ser coherente con mis ideas, a la mierda.

  3. ¿Pero eso es cierto Beatriz? que alguien me lo aclare ya por favor.

  4. Ays, de lo que se entera una, y lo peor es que la señora empresaria esa…me ha insultado en debates además aludiendo que ella era puta y que no podía hablar por ella y demás burradas, a acosado incluso a amigas por tener un grupo en Factbook abolicionista, negándoles que fueran feministas. Pero con Beatriz, será porque es medio “famosa” siempre ha sido muy educadita. Yo creía que el feminismo seria un lugar de relax y encuentro para mi, ante tantos ataques de hombres machistas por ser abolicionista, resulta que no, que además de decirme los mismos argumentos insultan y atacan igual, y lo peor es que le hacen un favor a ellos y le dan la razón. Así que poco me queda en este ismo nuevo.
    Lo más transgresor que hacen es cortarse el pelo, y nos lo cuentan, como si alguien le importara…es algo así como feminismo de cosmopolitan, tipo sexo en nueva york (cuando leí la entrada dejune puteras lo tuve claro)….burguesitas aburridas del hastío de sus miserables vidas.

  5. Vaya Beatriz, que poco censora eres. Un punto para ti.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: