Moral pública y privada


Ya me ha pasado varias veces tener mi artículo preparado y aparecer alguien del PP o de CiU diciendo tonterías o barbaridades sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo o sobre las personas homosexuales o transexuales y tener entonces que cambiarlo deprisa y corriendo. Ya comprendo que es pesado, para mí también, pero alguien tiene que hacerlo y me toca. En este caso el eurodiputado Aleix Vida-Quadras, ha amenazado a Rajoy con males sin cuento para el PP si no deroga la ley de matrimonio. Es increíble, este señor, tantos años en Europa y Europa no ha pasado por él. A lo mejor es que no se ha pasado por el parlamento; a veces ocurre, hay mucho absentismo y como no se pasa lista ni aquí nos enteramos entra dentro de lo posible que Vidal-Quadras diga que está allí cuando en realidad no sale de la sede de Intereconomía. En todo caso creo que a Vidal-Quadras no deberían mandarle a Bruselas; no le aprovecha nada y es caro.

Si este eurodiputado escuchara un poco lo que pasa en Europa se habría enterado de que ahora los gobiernos conservadores, como el de Cameron, van a aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo y eso aunque sus países ya tengan leyes de parejas. Al final por fin todo el mundo con dos dedos de frente se ha dado cuenta de que igualdad ante la ley sólo hay una y no varias. El Europarlamento, además, ha aprobado varias resoluciones en ese sentido, exigiendo igualdad para las personas homosexuales también en el acceso al matrimonio.

Si a alguien le parece que ya está bien con estas cuestiones, le diría que ya quisiéramos nosotros y nosotras que la gente lo entendiera de una vez. Pero no; la bodega Viña Santa Marina de Mérida (Badajoz) ha cancelado un banquete de boda que estaba previsto para el próximo 11 de noviembre y al que iban a acudir más de 200 invitados cuando se enteró que el matrimonio en cuestión estaba formado por dos hombres. La bodega alega que este matrimonio “atenta contra la moral personal” del socio mayoritario (Álvaro de Alvear)  del establecimiento. La Fundación Triángulo de Extremadura ya ha puesto una demanda. Les debería caer tal multa que la próxima vez dejaran su moral personal para lo personal y en su local se atuvieran a la moral pública. En tu casa restringe el paso a quien quieras, si ofreces un servicio comercial no puedes discriminar a nadie porque no te guste su sexo, su raza, su orientación sexual o su cara. Para eso están las leyes y precisamente por eso, mira por dónde, la ley es la misma y no una ley con otro nombre que pudiera dar lugar a subterfugios con voluntad discriminatoria. Si alquilas un local para celebrar matrimonios no cabe hacer distinciones entre los matrimonios que te gustan y los que no.

Y esta es la razón de que haya que seguir con esto, aunque parezca pesado. Y esa es la razón de que a Vidal-Quadras haya que derogarlo de alguna manera y por procedimiento de urgencia, porque siempre hay alguien con nombre compuesto cuya moral personal es un atentado a la moral pública.  Sí, qué pesadez.

 

Entrada completa: El Plural

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: