Categorías
Posts

Cataluña y la píldora del día después

Espero no ser la única a la que le ha indignado profundamente el protocolo del gobierno catalán respecto a la dispensación de la píldora del día después. En primer lugar la verdad es que estoy harta de esta izquierda pacata y atemorizada que gobierna tratando de contentar a todos sin darse cuenta de que lo único que hace es crear desafección entre los suyos y que la derecha jamás va a darles ni agua. En ese sentido envidio a los presidentes norteamericanos que cuando tienen que poner a un juez en el supremo para que influya en la política futura lo ponen de su cuerda, sin complejos y siguiendo el mandato de sus votantes: los conservadores ponen a conservadores y los progresistas a progresistas. Aquí no. Aquí la izquierda pone a conservadores para ver si así se calman. Pero ellos no se calman y nosotros dejamos de votarles. Lo de Zapatero con Carlos Divar no tiene nombre. Lo del gobierno catalán con la píldora del día después, tampoco.