Vejez y orientación sexual


 

I-Introducción: la vejez inexistente
Dentro de 50 años seremos 2000 millones de personas mayores en todo el
planeta y más o menos 200 millones de ellos serán gays o lesbianas. El 22% de
los habitantes del planeta tendrá entonces más de 65 años.
Hay pocos temas que hayan suscitado en los últimos años una bibliografía tan
amplia como el de la vejez. Basta echar un vistazo a cualquier biblioteca o
centro de documentación especializado en temas sociales o demográficos para
comprobar que los informes, estudios o libros sobre las personas mayores de
65 años ocupan una parte importantísima de las investigaciones en los últimos
años. Sin embargo, de manera inversamente proporcional a esta ingente
cantidad de estudios, la presencia real y la influencia de las personas mayores
en la cultura actual es prácticamente inexistente. Y su importancia política,
cultural o social disminuye rápidamente. La vejez no es considerada
socialmente como lo que verdaderamente es: un éxito; uno de los hechos más
positivos de los últimos tiempos ya que, en realidad, se ha conseguido
democratizar la esperanza de vida y que cualquier español al nacer tenga
ante sí una esperanza de vida semejante independientemente del medio
social en el que nazcai[2]. Y sin embargo, en lugar celebrar ese éxito que nos
iguala, y aunque cada vez se vive más tiempo, parece que las personas
mayores molestan y que nada está preparado para ellos. Es el de los viejos un
tema que interesa a los investigadores y a los políticos (que nunca se olviden
de hacer “guiños” electorales a los votantes de esa edad), pero no al resto de
los ciudadanos, o a la cultura, que ha instaurado una especie de “amnesia”
social que nos hace pensar que nunca vamos a llegar a viejos.

 

Lectura íntegra: informe-mayores-lgtb

Autor: Beatriz Gimeno

Nací en Madrid y dedico lo más importante de mi tiempo al activismo feminista y social. Hoy, sin embargo, soy un cargo público. Estoy en Podemos desde el principio y he ocupado diversos cargos en el partido. He sido Consejera Ciudadana Autonómica y Estatal. Del 2015 al 2020 fui diputada en la Asamblea de Madrid y ahora soy Directora del Instituto de la Mujer. Sigo prefiriendo Facebook a cualquier otra red. Será la edad. Tuve la inmensa suerte de ser la presidenta de la FELGTB en el periodo en que se aprobó el matrimonio igualitario y la ley de identidad de género. He dado lo mejor de mí al activismo, pero el activismo me lo ha devuelto con creces. Estudié algo muy práctico, filología bíblica, así que me mido bien con la Iglesia Católica en su propio terreno, cosa que me ocurre muy a menudo porque soy atea y milito en la causa del laicismo. El tiempo que no milito en nada lo dedico a escribir. He publicado libros de relatos, novelas, ensayos y poemarios. Colaboro habitualmente con diarios como www.eldiario.es o www.publico.es entre otros. Además colaboro en la revista feminista www.pikaramagazine.com, así como en otros medios. Doy algunas clases de género, conferencias por aquí y por allá, cursos…El útimo que he publicado ha resultado polémico pero, sin embargo es el que más satisfacciones me ha dado. Este es “Lactancia materna: Política e Identidad” en la editorial Cátedra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .