Poema


Aquí os dejo otro poema de “Al menos flores, al menos cantos”

Invisible

En las tardes de luces que ya no iluminan
me siento a escribir con el corazón seco.
En la habitación pequeña del alma quejumbrosa
me esfuerzo en la escritura de aquello que es más mío
para así poder ser ante los otros.

Extraigo lentamente lo que vive en lo oculto
y lo enredo despacio en mis palabras.
Dejo caer la vergüenza, lo mismo que la ropa
Lo pongo todo encima de la mesa
como una estrella falsa a la que todos miran.

Abalorios baratos,
reflejos opacados de luna en los cristales sucios
En realidad no estoy sobre esa mesa.

Me devoro y me muestro devorada,
escindida, ahogada en el mar de las palabras.
En mi sólo está el hueco de la vida,
el río que se pierde entre tumbas sin nombre.

Silencio roto sólo por esa que me mira
cuya palabra llega a pesar de los ecos
que ahora también callan.

2 comentarios

  1. Las palabras llegarán con el viento, atravesando montañas y lunas. Deja la ventana abierta, para que esta noche te cubran.
    Un abrazo:
    Jaione

  2. Me gusta mucha Beatriz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: