Los testículos de Fernando Lugo

El Presidente de Paraguay, Fernando Lugo, ha sido saludado como la esperanza de la izquierda en un país empobrecido por la corrupción política, la injusticia y las sucesivas dictaduras militares. Lugo fue obispo de una de las regiones más pobres de Paraguay antes de ser presidente. Ahora se ha sabido que mientras era obispo tuvo, que se sepa y por ahora, dos hijos con dos mujeres diferentes. Las dos mujeres tenían menos de 20 años en el momento de quedarse embarazadas, él sobrepasaba los 50. Siendo él, se supone, un hombre de izquierdas y preocupado por las injusticias sociales, no parece que le preocupara, sin embargo, que la Iglesia, la asociación en la que él ocupaba un alto cargo, siguiera prohibiendo el preservativo, condenando y dificultando el uso de cualquier método anticonceptivo (y el aborto por supuesto) que pudiera librar a las niñas y jóvenes de países muy pobres de ser más pobres todavía. Leer más “Los testículos de Fernando Lugo”

La cumbre de las esposas y otras tonterías

 Una de las cosas más espantosas –aunque más insustanciales- de la cumbre del G-20 ha sido el que los medios de comunicación se consideraban en el deber de informarnos cada día del absurdo programa cultural-asistencial de esas mujeres llamadas “primeras damas” y que no parecen tener nada mejor que hacer que someterse a agotadoras sesiones de no se sabe qué: que si una visita a un hospital para niños cancerosos, un té con ancianas, una visita a un museo o dos y todo esto con cientos de fotógrafos detrás, cambiándose de vestido varias veces al día y sonriendo sin parar. Leer más “La cumbre de las esposas y otras tonterías”

Fotos

Cuando yo era presidenta de la FELGTB y estábamos en plena lucha por el derecho al matrimonio, salí varias veces fotografiada en los periódicos. Recuerdo las sesiones de fotos como lo peor de mi vida de activista y es eso, precisamente, lo que más me alegro de haber perdido de vista. Ya no me hace fotos más que mi familia, por fin. Es más, tengo unas cuantas fotos de hace años que distribuyo cuando las necesito. Hasta el punto de que en mi último libro la editorial me regañó porque les entregué la misma foto para la contraportada que vengo dando libro tras libro. Me han pedido que renueve. Leer más “Fotos”

El feminismo no es eso

Vaya la que se está armando con esto de que si Sarah Palin encarna un nuevo tipo de feminismo, y con eso de que algunas mujeres feministas tradicionalmente demócratas van a votarla sólo porque es mujer. Yo no la votaría, aunque me alegro de que gracias al feminismo esté ahí. El feminismo no es sólo (aunque también) que las mujeres puedan llegar a puestos de poder. El feminismo es una teoría crítica de la sociedad y, como tal, no basta con ser mujer para encarnarla. Nos encontramos con la aparente paradoja, muy frecuente, de que mujeres que ocupan esos puestos gracias al feminismo pueden utilizar su posición para recortar los derechos de las mujeres. En realidad, no es una paradoja sino la grandeza de cualquier teoría de liberación, que libera a todas y a todos, incluida Sarah Palin.

Leer más: http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=25270

Mujeres y deporte

Me gusta mucho el deporte pero mantengo con él una relación de amor-odio. Y es que la relación entre deporte y mujer ha sido siempre complicada. El deporte como entretenimiento y dedicación más o menos masivo, o al menos democrático, comenzó a comienzos del siglo XX, justo cuando comenzaba también la liberación de la mujer. Las mujeres vivieron el deporte como una actividad liberadora. Liberación, para empezar, en la vestimenta, hasta ese momento terriblemente opresiva; liberación también de movimientos, ya que las mujeres tenían prescritos unos y proscritos otros, precisamente los que tienen que ver con el deporte: correr, saltar, moverse en definitiva, con libertad. Eso hizo que los “expertos” de la época, los sexólogos y psicólogos, vieran el deporte como un peligro: las mujeres se masculinizaban cuando lo practicaban. Leer más “Mujeres y deporte”

Hillary Clinton y el machismo del poder

Siempre me ha gustado Hillary Clinton y, ahora que la candidatura a la presidencia de los EE.UU parece ya decidida a favor de Obama, lo siento por ella. Su candidatura me parece mucho más sólida que la de Obama. Las campañas no son nunca el mejor momento para juzgar a un/a candidato/a, pero Hillary tiene ideas acerca de cosas como la educación, la sanidad, la economía, la ecología…, cosa que no tengo claro que tenga el otro candidato demócrata. Cuando hace unos meses estuve en San Francisco, estaban comenzando las primarias y ella aun tenía posibilidades. Pero lo que vi no me gustó. Vi., y leí en algunos medios, que en las filas de Obama se escondía un enorme machismo. Leer más “Hillary Clinton y el machismo del poder”