Lesbianas y VIH


En el tiempo en el que estuve en la dirección, ya fuera como Presidenta o como Secretaria General, de la FELGTB, me empeñé en que el feminismo formara parte de la organización; que se reconociera que el feminismo es uno de los pilares ideológicos del movimiento lgtb, que no separáramos la lucha de las lesbianas de la lucha de las mujeres. Me empeñé también, junto con muchas compañeras, en que la FELGTB fuera paritaria en todos sus órganos. En la política práctica, la que se hace con las instituciones, hubo dos temas que resultaron complejos de defender y de explicar y que me temo que aun hoy no se entienden. Uno era la no inclusión de las lesbianas en la Ley contra la violencia de género. Se que hay muchas lesbianas que no lo entienden, pero defender esa inclusión es antifeminista y la prueba es que la derecha quería incluirla y puede que en el futuro lo haga. Desde el punto de vista feminista es fundamental no confundir violencia de género con violencia intrafamiliar. No voy a extenderme en este punto porque he escrito mucho sobre ello.

Lo segundo era no gastar ni un solo euro, ni un solo recurso, ni tiempo, ni esfuerzo,  en combatir la transmisión sexual del VIH entre lesbianas. Simplemente porque dicha transmisión no existe, así que ocupar en ello tiempo, esfuerzo o dinero es una trampa androcéntrica. No es que a las lesbianas no nos importe el VIH. Como activistas nos tiene que importar, y mucho, el VIH que afecta a los gays y que es una enfermedad de cuya transmisión tiene mucha culpa la homofobia; y nos tiene que importar como se relacionan el estigma de la homosexualidad y el de la enfermedad. Como feministas, además, nos tiene que importar el VIH que afecta a las mujeres y de cuya transmisión es en parte responsable el machismo y la falta de poder de las mujeres para tomar decisiones en sus relaciones sexuales heterosexuales. Nos tiene que importar políticamente, pero no como un problema de salud que nos afecte a nosotras directamente. No hay transmisión de VIH por prácticas sexuales lésbicas. De hecho, los estudios no han encontrado casos de transmisión de los que se pueda asegurar que se deben a relaciones sexuales entre mujeres, (que yo sepa los estudios mencionan ¡uno o dos casos! y aun en estos existía la posibilidad de que el virus se hubiera contraído por otras vías).

Por supuesto que hay lesbianas (hay muchas mujeres) con VIH pero no debido a sus prácticas sexuales con otras mujeres, sino a prácticas sexuales desprotegidas con hombres o por vía parenteral. Si hay un sexo seguro es el sexo lésbico. El VIH se transmite mediante el coito anal y el coito vaginal. El sexo oral, si no hay eyaculación en la boca, está considerado como una práctica de bajísimo riesgo. Parece bastante obvio que el mismo dildo no debe de ir de una vagina a otra, ni de un ano a otro en la misma sesión sexual sin lavarlo o ponerle un condón. Pero aun cuando no lo hiciéramos sería mucho más fácil contagiarnos de cualquier otra ITS que de VIH; el riesgo principal de contraer VIH, por no decir el único riesgo, está en el semen y en las heridas.

Porque sí, el VIH nos afecta a todos/as, pero no de la misma manera. Y sin embargo no empeñamos en que sí, que nos afecta igual, exactamente igual. Gastar dinero, tiempo o esfuerzo en algo que no existe lo hacemos porque cedemos a un pensamiento androcéntrico que decide siempre qué es lo que tiene importancia y lo que no y así,  renunciamos a imponer nuestro propio sentido de lo que es o no es importante para nosotras.  Las lesbianas tenemos problemas de salud específicos de las lesbianas y las mujeres tenemos problemas de salud específicos de las mujeres, el VIH no es uno de ellos.

Aquí quiero introducir una cuestión: en muchos países no desarrollados o directamente pobres las lesbianas luchan por vincularse al VIH, pero lo hacen como una estrategia política ante el hecho objetivo de que los únicos fondos que reciben los grupos lgtb tienen que ver con el sida. Ellas quieren/necesitan recibir una parte de esos fondos, provenientes de los organismos internacionales, y que nunca son para cuestiones relacionadas con las lesbianas y ni siquiera con la homofobia o los gays, sólo contra el sida. En ese contexto entiendo su posición y la comparto; aquí es distinto. No estamos tratando de introducirnos en los temas de VIH por recibir una subvención (en este caso, además, sería fraudulenta) estamos ahí porque el pensamiento androcéntrico nos impulsa a estar ahí. Tras años desgañitándome con esta cuestión, como con la de la violencia de género, se que es una batalla perdida pero no por eso voy a dejar de decirlo.

18 comentarios

  1. No solo androcentrica, también es una trampa de la igualdad mal entendida, la creencia de que la igualdad supone que todos somos exactamente iguales, que no hay diferencias o no debe haberlas, que si nos gastamos dinero en los gays por el vih, lo mismo debemos hacer para las lesbianas. Es este tipo de trampas ideológicas que se tienen que refutar con datos y me parece valiente que lo digas, Bea, por que yo recuerdo mas de un debate donde cuestionar la necesidad de campañas especificas para mujeres contra el VIH era bastante dificil.

  2. totalmente de acuerdo Bea, pero eso no quiere decir que no tengamos problemas de salud, muchos a causa del machismo y de la lesbofia, pero el VIH desde luego no es una prioridad

  3. Hola Beatriz

    Llevo 17 años trabajando en ong con mujeres que viven con vih, puedo calificarme como experta en temas de prevenciión y atención con mujeres que viven con VIH. Soy feministas. Y lamento mucho tu visión por que el el momento actual de recorte de derechos y de una visión altamente medica de los temas de salud viertas determinados comentarios generalistas sobre lo que necesitamos las mujeres lesbianas. Sobre todo porque las mujeres lesbianas somo muchas y con diversos discursos.

    Por tanto desde mi punto de vista (sesgado por supuesto) considero que las mujeres lesbianas si requerimos información sobre la prevención del vih. No estoy hablando de campañas que se focalicen en prácticas de riesgo consideradas de bajo riesgo…sino campañas desde un modelo de prevención basada en los derehos humanos de nosotras, en nuestros derechos sexuales y reproductivos.

    Necesitamos campañas de prevención de its/vih desde una perspectiva de género y de los derechos sexuales. Pensar en la prevención en mujeres lesbianas desde la prácticas es un error conceptual. La mejor prevención para mujeres es que no se viole nuestros derechos sexuales, uno de ellos es el derecho a la información. De información real y rigurosa sobre los riesgos, sobre las formas de protegernos.

    A lo largo de mi vida profesional he podido atender más de 30 mujeres lesbianas seropositivas no te hablo de las cientos de mujeres que se autodenominaban biseñuales, muchas de ellas fallecidas en medio del estigma, la discriminación. Nose si ellas estarán de acuerdo con el planteamiento, lo que si comparten en la sensación de invisibilidad. Una invisibiliad que crea la mirada androcentrica y la que reproducimos todas en nuetsros discursos.
    Una relación lesbica es más que la suma de las prácticas sexuales, no? Da igual en que práctica nos infectamos las lesbianas, lo importante es que nos infectamos o nos podemos infectar.. Como dices hay ciertos estudios sobre algunas infecciones en lesbianas. Pero No hay evidencia cientifica que no lo podamos infectarnos. No hay ningún estudio que incopore prácticas sexuales con uso de violencia por ejemplo…

    En epidemiologia existe dos terminos: posibilidad y probabiliad. Las lebianas es posible que nos infectemos y poco probable…La categoria en epidemiologia de lesbinas o mujeres bisexuales no existe. Eso, y tu que eres especialista en género…deberias saber “que lo que no se nombra no existe”… lo que no se contruye simbolicamente no existe. Que desde discuros que pretendan ser feministas se cuestione este hecho me deja perpleja, sobre todo por el impacto que tienen personas que han representado tanto como tu.

    Beatriz es una cuestión de responsabiliad. Sabes cual es el efecto automatico de este articulo… que en una lista de correo que pertenezco y se ha cuestionado el dinero que se da a organizaciones que estan haciendo campañas y atención a mujeres seropositivas. Defender el derecho de la salud queriendo poner el foco en nuestras necesidades es ir más alla de nuestros intereses particulares.

    ¿Que es más importante el cancer de mama o el vih para una lesbiana? Pues no lo se porque yo no me haria es pregunta nunca. Los dos son temas políticos que yo que trabajo po la defensa de los derechos de las personas con vih te digo que me “rompo la cara” por qu elas mueres tengamos un buen dignostico y atención en cancer de mama. Y exijo a mis polítcos que no se la hagan. Que se pregunten que sistema publico de salud basado en los derechos humanos tenemos derechos. Y que servicios de calidad deben ofrecer…y un largo etc…

    Las mujeres lesbianas, necesitamos campañas que defiendan el derecho a nuestra salud. Y la prevención del vih froma parte de ese derecho, independientemente de las prácticas.

    Como experta en prevención, toda campaña que visibilice a las muejres lesbianas, a las mujeres que tienemos sexo con hombres y mujeres contribuiran a un mundo justo. No desde le modelo biomedico de que estas hablando sino una defensa de nuestros derechos sexuales.

    Estan recogidas internacionalemente algunas prácticas de violaciones sexuales “correctivas” o genocidios sistemáticos de lesbianas infectandolas de vih. Reconocidos internacionalemente por los organismos internacionales de la defensa de los derechos humanos. Es muy grave lo que dices sobre el movimiento de lesbinas a nivel inernacional porque es poco riguroso.

    Coincido contigo que las mujeres lesbianas, necesitamos defender nuestro derecho a la salud, en todos los temas, la manera no creo que sea juzgando sin rigurosidad el derecho de las mujeres a prevenirnos del vih y a ser atendidas con la mayor calidad que tenemos derecho.

    Espero que puedas reflexionar y apoyar todas y cada una de las necesidades de las mujeres, que también es la prevención del VI H y las ITS

    1. Montse, sabía de sobra que mi artículo iba a ser muy controvertido, pero nunca he dejado de abrir un debate por miedo, ni de defender mis posiciones. No tendría ningún problema en asumir un error, muchas veces lo hago, sin embargo, no creo que esté equivocada en esta ocasión. Para empezar porque yo también estoy en las listas de VIH-Sida; mi artículo ha sido bien acogido por los y las especialistas y me han escrito varias personas, hombres y mujeres, relacionados con la prevención del VIH y la lucha contra la homofobia y el estigma relacionado con la enfermedad. Me han dado las gracias por decir algo que mi me parece evidente, pero que no entiendo qué problema hay en asumir. He dicho lo que he dicho, ni más ni menos: que el VIH no se transmite sexualmente entre mujeres. Nada más que eso, y esta es una postura feminista.

      Como yo también estoy en las listas y estoy leyendo los correos, cuando hablas de que se está pidiendo retirar subvenciones a lesbianas con sida, si estás en España, esa me parece una afirmación demagógica y, perdona, falaz, destinada a escandalizar a la gente. En España no hay subvenciones a lesbianas con sida. No sé de qué subvenciones hablas pero en ninguna lista se está diciendo eso. Estoy en una asociación que dedica mucho tiempo y esfuerzo a la prevención del VIH y a luchar contra la enfermedad, el estigma y la homofobia; yo sí se de lo que hablo.

      Creo que tu respuesta está desenfocada y mezcla muchas cosas que no tienen nada que ver pero que todas juntas pueden dar una apariencia de verdad. Si se mezclan sin ton ni son derechos, derecho a la salud, derecho a la información, lesbianas, heterosexuales, bisexuales, estigma, enfermedad…al final apabullas. Pero al diseccionar tu correo, de nuevo perdona, pero es la respuesta, un tanto mística, de las mujeres que defienden que la prevención sexual del VIH es también cosa de las lesbianas, pero no se sabe por qué.

      Yo no he dicho que no haya lesbianas y bisexuales seropositivas. Sólo hablo de vías sexuales de transmisión. Y concretamente de transmisión sexual entre lesbianas. Yo no he dicho que las mujeres seropositivas, lesbianas y bisexuales, no merezcan atención. Es más, merecen más atención de la que se les presta. Es ahí donde debería volcarse el activismo lésbico relacionado con el VIH. ¿Cómo se vive el estigma relacionado con la enfermedad y la lesbofobia? ¿Cuántas lesbianas están en esa situación? ¿Cómo visibilizarlas, apoyarlas, dar respuesta a su discriminación? Yo no he dicho que no haya que hacer eso. He dicho que no hay transmisión sexual del VIH por sexo lésbico. Por tanto no hay que hacer prevención sexual del VIH para sexo lésbico. Hay que trabajar mucho más de lo que se hace con mujeres seropositivas, con bisexuales y con lesbianas. Es más creo que el feminismo institucional hace poco por prevenir entre las mujeres la transmisión heterosexual o bisexual, especialmente entre aquellas mujeres que por la razón que sea están más desempoderadas frente al sexo. Pero haremos un flaco favor a la visibilidad lésbica si subsumimos el sexo lésbico en el sexo de todas las mujeres, en el sexo hetero, porque eso, efectivamente, lo invisibiliza. Somos mujeres, pero además, somos específicamente lesbianas. Y el sexo entre lesbianas no transmite el VIH.

      Dices cosas como: “Pensar en la prevención en mujeres lesbianas desde la prácticas es un error conceptual” No es un error. ¿Tu haces prevención? Hoy se habla de prácticas y no de poblaciones de riesgo, ¿Quieres volver a los errores que se cometieron hace dos décadas? Con todos mis respetos, a estas alturas ya no se habla de poblaciones en general, sino de prácticas de riesgo o, en todo caso, de poblaciones asociadas a determinadas prácticas de riesgo. Continuas diciendo: “La mejor prevención para mujeres es que no se viole nuestros derechos sexuales, uno de ellos es el derecho a la información. De información real y rigurosa sobre los riesgos, sobre las formas de protegernos”. Estoy completamente de acuerdo, por eso, por el derecho a una información veraz y ajustada hay que decir, de una vez, que el sexo entre lesbianas no transmite el VIH, esa es la verdad.

      Dices que una relación es más que sus prácticas. Eso no lo entiendo. Claro que es más que sus prácticas, cualquier relación lo es, pero ¿eso que tiene que ver con la transmisión sexual del VIH? ¿Para qué protegernos de una transmisión sexual que no existe? Una relación es más que sus prácticas pero el VIH se transmite sexualmente mediante determinadas prácticas y de ninguna otra manera. En tu correo, el VIH flota como si no quedara claro cómo se transmite, y eso es muy peligroso.

      ¿Cómo no va a sorprenderme/indignarme que cuando los propios gays responsables practican ya sexo oral sin condón (con cuidado) se nos diga a nosotras que usemos “cuadrantes”? ¿Para qué? En medio de un lenguaje alusivo a los derechos de las personas seropostivas, que todas compartimos, es absolutamente contrario a toda la política de prevención desarrollada por todos los especialistas decir que: “la prevención del VIH forma parte de ese derecho, independientemente de las prácticas”. Esto no es así y lo repito: la prevención del VIH está ligada a una correcta comprensión de la manera en que se transmite. Tu dedicas tu correo a separar VIH de prácticas sexuales y eso es un error terrible y antiguo. Si no comprendemos de manera correcta, y sin dudas de ninguna clase, que el VIH se transmite como se transmite no podremos luchar contra él. Hablar de derechos sexuales, de información etc., está muy bien pero el primer derecho es el de una información veraz: el VIH se transmite en el coito anal y vaginal sin condón (o heridas)

      “Como experta en prevención, toda campaña que visibilice a las mujeres lesbianas, a las mujeres que tenemos sexo con hombres y mujeres contribuirán a un mundo justo. No desde el modelo biomédico de que estas hablando sino una defensa de nuestros derechos sexuales”. ¿Toda campaña que visibilice a las lesbianas o a las mujeres que tienen sexo con hombres? ¿es lo mismo? Una campaña dedicada a las mujeres que tienen sexo con hombres, la verdad, no veo como va a visibilizar a las lesbianas. Mezclas de manera arbitraria unas cosas con otras. Nunca seremos visibles si no visibilizamos nuestra especificidad sexual. La visibilidad que aun no tenemos, y por la que luchamos todos los días tiene que ser una visibilidad real, ajustada a lo que son nuestras vidas, y no a lo que son las vidas y las realidades ajenas. ¿Y que quiere decir el modelo biomédico? ¿Aquel que tiene claro cómo se transmite el VIH y que no admite dudas sobre eso?

      Dejo para el final, porque es increible, lo de las violaciones” correctivas”. Mezclando cualquier cosa con cualquier cosa, pero haciendo referencia a lo peor que nos pueda pasar, no te armas de razón. Yo estoy hablando de transmisión sexual por sexo entre mujeres. Que yo sepa, ese espanto que son las violaciones que se producen sobre las lesbianas por el hecho de serlo, que efectivamente están transmitiendo el VIH a éstas, además de suponer un crimen misógino y lesbófobo de proporciones enormes, esas violaciones, digo, no las consideramos sexo lésbico.

    2. Montse, sin entrar a rebatir tus argumentos de nuevo porque creo que Beatriz lo ha hecho muchísimo mejor de lo que yo podría hacerlo me gustaría hacer hincapié en un aspecto de tu planteamiento que aún no se ha tocado.

      Hablas de responsabilidad porque según tú este artículo se ha traducido entre otras cosas en que de pronto se habla de reducciones a la subvenciones de lesbianas con VIH, no pondré en duda que sea así pero si te diré que en cualquier caso no todo vale para conseguir una subvención y que tener esto presente sí que es un gran ejercicio de responsabilidad.

      No vale establecer unas políticas sanitarias y preventivas basadas en sobreestimar los riesgos de infección y en un “por si acaso”. Mucho menos si tenemos en cuenta el estigma social del VIH.

      Evidentemente las lesbianas cuentan con fluidos susceptibles de estar infectados y de transmitir la infección (¡como todo ser humano!) pero como ya ha dejado claro Bea, en 30 años de infección no se ha demostrado que ninguna lesbiana se haya infectado de VIH por mantener relaciones sexuales lésbicas. De acuerdo en que hay pocos estudios (me pregunto qué número nos permitiría decir que ya hay bastantes) y que muchos pueden sesgar la realidad lésbica múltiple y diversa pero esque la realidad es tozuda. Una epidemia de VIH en lesbianas no se podría ocultar ni con toda la mala leche y lesbofobia del mundo. ¿Por qué enfadarse por esto?

      Los “por si acaso” lo único que sirven es para desinformar y para que el estigma hacia las personas seropositivas persista y la gente tenga miedo de ellas y se aparte “por si acaso”. Te dejo este link que demuestra de manera clarísima de que hablo http://www.youtube.com/watch?v=NtDrccCYNWw

      Estoy completamente de acuerdo en que hay que hacer campañas destinadas a otras ITS más allá del VIH y 100% de acuerdo también en visibilizar la problemática sanitaria de las mujeres, a menudo invisibilizada, pero tendremos que encontrar la manera de hacerlo sin perpetuar con ello estigmas y miedos sin fundamento porque las personas seropositivas no se lo merecen. Y tú que te calificas de experta en temas de prevenciión y atención con mujeres que viven con VIH deberías saberlo mejor que nadie.

  4. Obviamente el VIH no es una prioridad para lesbianas (si para mujeres heterosexuales o mujeres bisexuales que tengan sexo con hombres) pero no es menos cierto que los estudios que existen sobre la transmision de este virus entre mujeres son, por poner un adjetivo optimista, escasos. La gran mayoria de estudios epidemioloogicos sobre la transmision del VIH se hacen asumiendo la heterosexualidad de los sujetos o especificamente en grupos poblacionales de caracteristicas especificas y consideradas con mayores factores de riesgo, como los homosexuales (hombres, las mujeres que ejercen la prostitucion o los usuarios adictos a drogas por via parenteral (ADPV). Estudios serios sobre nuestra realidad sexual en materia de VIH hay poquisimos y lo peor no es eso, sino que en vez de preocuparnos por disenar estudios que identifiquen nuestros problemas de salud real como lesbianas, nos involucramos ciegamente en una lucha que no nos afecta (clinicamente hablando). A veces me recuerda esto, como otras tantas conductas que imitan las lesbianas de los gays, a esas mujeres que logran ocupar espacios de machismo y en vez de aprovechar tal logro para construir desde el feminismo y la igualdad, se transforman en un reflejo del machismo. Es tal la falta de autoestima que se nos ha inculcado que no somos capaces de pedir por nosotras mismas, para nosotras. A nivel institucional, a nivel de las estructuras organizadas… Hasta que no haya una mujer al frente de las areas de trabajo de salud, no habra una forma integral de concebir la salud en el colectivo LGTB. No simplemente por ser mujer y cambiar otra de esas ocupaciones historicas, sino por que nosotras llevamos mucho tiempo “integrando” el discurso del VIH, pero cuanto tiempo han dedicado los hombres gays que dirigen a indagar siquiera cuales son nuestras necesidades en concepto de salud?

    1. Yo no he dicho que el VIH no sea una prioridad para mujeres que tienen sexo con hombres (hetero y bi), es más, creo que el feminismo hace como si el VIH no fuera con las mujeres, especialmente con las mujeres más vulnerables, aquellas que no pueden negociar ni imponer los términos de sus relaciones, como las mujeres que trabajan en prostitución, pero no sólo ellas. Tampoco he dicho que no haya lesbianas seropositivas que merezcan toda la atención del colectivo de lesbianas. Sólo he dicho que estas lesbianas no se han contagiado mediante prácticas sexuales con otras lesbianas y no es, por tanto, en la prevención sexual, donde hay que esforzarse. No es verdad que no haya estudios sobre transmisión sexual entre lesbianas. Yo hace un tiempo leí dos estudios americanos sobre el tema, pero eran bastante breves: no habían encontrado más que dos casos dudosos.
      En lo demás estoy de acuerdo contigo. No sé si los gays dedicarían mucho tiempo y esfuerzo a nuestras necesidades de salud, es posible que no, pero por experiencia feminista sabemos que somos nosotras las que tenemos que exigir, organizarnos, pedir la parte del tiempo y de los recursos que nos correspondan. A nosotras nadie nos va a regalar nada. Hay que exigirles a ellos, sí, pero también a nosotras mismas.
      Finalmente, sobre la solidaridad y el trabajo de las lesbianas en el VIH, sabemos que ha sido grande, pero creo que no hay que arrepentirse de nada, sino estar orgullosas. EL VIH es una pandemia que mata, y si ya no mata tanto como hace años, sus consecuencias siguen siendo gravísimas, es dificil compararlo con otros problemas de salud de mujeres u hombres, casi siempre menores. En ningún caso he puesto en duda la preocupación y el activismo a favor de la prevención del VIH, así como la lucha contra el estigma y la homofobia. Esto no está reñido con que nosotras tengamos nuestra propia agenda que no tiene por qué coincidir en lo que se refiere a la salud con la agenda de los gays, eso es lo que me parece dificil de defender.

  5. Desconozco el contenido de los estudios citados sobre transmision del vih entre lesbianas; pero si no hay riesgo entonces que ocurre con las vias de transmision de salida (fluido vaginal) y entrada (mucosa vaginal)? Dejan de serlo? Solo lo son en relaciones heterosexuales? Negarlas dejaria sin justificacion la transmision heterosexual por estas vias. Aceptarlas deja la puerta abierta a transmitir el VIH en practicas lesbicas que unen dichas vias.

    Quizas este desinformada, pero muy a pesar de las estadisticas no me parece a priori que no pueda exixtir transmision.

  6. Hola Beatriz
    Entonces las lesbianas 100% confirmadas, es decir cero relaciones sexuales con hombres, no tenemos ningún riesgo de infección en las relaciones sexuales?, me refiero al contacto vagina-vagina, o masturbación mutua?
    Tengo esa duda desde hace mucho, y me gustaría que me la respondieras.

    1. Vagina vagina y masturbación mutua en principio cero riesgo. Pero dpende de lo que entiendas por vagina vagina y masturbación. Vagina con juguetes sexuales? Entonces mejor no intercambiarlos o usarlos con preservativo; y lo de la masturbación, si no hay sangre por medio…pues ningún riesgo. En principio el riesgo es tan bajo que es casi insignificante, pero vamos un poco de cuidado con la sangre.

  7. Y me refiero al riesgo de infección del VIH.

  8. O sea que eso quiere decir que si con mi pareja tenemos contacto mutuo de vaginas, no hay ningún riesgo? muchas gracias por tus respuesta, son de mucha ayuda para mi.

  9. Yo a un no entiendo cómo es que es imposible el contagio, después de todo el fluido vaginal viene siendo como el semen. Alguien me pudiese explicar por favor.

    1. El fluido vaginal no es en absoluto como el semen.

  10. Entonces si no lo es, como es que en las relaciones sexuales Heteros,si existe el cobtagio cuando la mujer lo esta?,es por eso mi gran duda, y como es posible que de mujer a mujer (frote de vaginas fuera de la menstruación,claro) no sea posible el contagio

  11. Beatriz, agradecería que me respondieras, pues tus respuestas son de mucha ayuda para mi y otras tantas que tenemos la duda.

  12. Estoy de acuerdo en que hay androcentrismo, que la historia de occidente es muestra de ello, que en el lenguaje se marcan la huellas de esta violencia histórica, por ejemplo los universales en la mayoría de las lenguas de occidente se escriben en masculino por lo que lo reprimido, lo callado a lo largo de las historias en occidente ha sido lo femenino, que cada grupo humano es diferente, es más que cada persona es diferente y tiene sus propias necesidades, en cierto sentido cada grupo se cuece aparte, pero en el mundo no vamos unos por un lado y otros por el otro, nos tocó a todos vivir en el mismo barco, quien busca el reconocimiento pero no reconoce al(a) otr@ cae en contradicción porque pide lo que no otorga.

    —-Creo que no nos debemos separar, las ETS incluida el Sida del lesbianismo porque son enfermedades sexuales que afectan a todas las personas independientemente de su género u orientación sexual, aunque sea de forma distinta. No hay sólo mujeres lesbianas, sino bisexuales, pansexuales y chicastrans, chicostrans, como chicas translesbianas y que esta muestra de diversidad pone en cuestión los binarismos gay-hetero, mujer-hombre y muestra que hay más diferencias de las que se suelen considerar. ¿Por qué no pensar en un tercer género, cuarto o un sin número de géneros? Las mujeres lesbianas no crecen ni luchan solas, sino que tienen amigas y amigos, familia y se alían a otras luchas. Como las personas sin una discapacidad se alían a las personas con alguna discapacidad, que las personas heteroaliadas con las personas LGBTTTI, que los hombres con las mujeres, que las personas de la ciudad con los indigenismos. La transformación y la responsabilidad no se encierran en cada uno de los sectores en específico, aunque cada uno tenga sus diferencias, sino que a todas las personas humanas nos corresponde una parte de trasformar y de ser responsables, lo cual manifiesta que la diversidad es riqueza, en otras palabras, es la sal y pimienta de este mundo.

    —–Creo que luchar por los derechos de las lesbianas y por presupuestos específicos para ellas, no debe quitarle presupuestos a la lucha por el VIH, pero si se reconoce que una cosa es la orientación y otra es la práctica sexual, que la “lesbiana pura” es al igual que “El gay puro” algo bastante raro, que la posibilidad de contagio entre mujeres por mínima que sea existe, por qué en tanto que existan intercambios de fluidos corporales hay posibilidad de contagio, entonces la lucha por el VHI también se encuentra vinculada al Lesbianismo. Más bien se debe especificar qué es lo que cambia en cada grupo humano. A mi parecer no es excluyendo a los heteros y a los hombres como se fortalecen los feminismos, ni las culturas LGBTTTI, manos aún los lesbianismos, no es en el desquite vengativo, sino en la transformación, en la reconfiguración de las heterosexualidades, de las masculinidades y en el cuestionamiento de las heteronormatividades y la andronormatividades impuestas. ¡Viva la Teoría Queer!

  13. Las felicito. Excelente artículo me ayudo en mucho salí de muchas dudas tuve relaciones con alguien mujer claro y estava muy preocupada frotamos vaginas y pense q m expuse demasiado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: