Archivos de etiquetas: PP

El gobierno odia a las ONG

Al Gobierno no le gustan las ONG y las ha convertido en otro de sus objetivos a batir. Eso es lo que trasluce en el borrador de la nueva Ley de Subvenciones que prepara. En lo que se conoce del borrador, ya sabemos que, si la ley entra en vigor, las ONG tendrán que cofinanciar obligatoriamente sus proyectos con entidades privadas, así como adelantar el dinero de las subvenciones, lo que muy pocas están en disposición de hacer si no es… exacto, pidiendo créditos, esa zanahoria perversa del capitalismo.

Entrada completa: eldiario.es

Empresario modelo, modelo de empresario

Supongo que el título de este post es facilón, pero resultaba irresistible. La elección de un presunto delincuente como presidente de los empresarios madrileños y la subsiguiente defensa del elegido por parte del presidente de los empresarios españoles es una metáfora perfecta de la situación. No son empresarios, son aprendices de delincuentes o defensores de delincuentes y son los amigos y parientes de los políticos que nos gobiernan. En realidad, son los mismos. Son los que entienden la política como el trabajo perfecto para enriquecerse por medio de chanchullos y los que entienden las empresas como una manera de –a través de los amiguetes políticos- saltarse las leyes y…sí, enriquecerse.

Entrada completa: El Plural

La dignidad de un país

“Nosotros no hacemos política, sólo difundimos el español en el mundo”, ha dicho al parecer un portavoz del Instituto Cervantes de Bruselas respecto de una conferencia a la que han invitado al presidente-dictador de Guinea Teodoro Obiang. A Obiang le recibe como si se tratara de una persona respetable el Instituto Cervantes de Bruselas y la UNED de la misma ciudad en dos actos separados. A ambos actos tiene intención de asistir un grupo de representantes españoles, incluido el embajador. Al portavoz del instituto Cervantes yo le diría que no nos tome por idiotas, que claro que hacen política. Hacen política de la peor; de esa que apoya las dictaduras, hacen política al poner a un dictador sangriento al nivel de un invitado respetable. Ustedes no sólo hacen política, sino que se dedican a demoler el prestigio que el Instituto Cervantes haya podido acumular en años pasados. Y como país nos hunden un poco más en la indignidad en la que el Partido Popular se ha empeñado en hundirnos, siguiendo la senda que comenzó Aznar y que paramos a tiempo, echándole.

entrada completa: el plural

Chulos, miserables e inmorales

Tuvimos un ministro del interior, Ángel Acebes, que calificó de “miserables” a quienes se atrevieran a poner en duda la idea de que la autoría de los autores de la masacre del 11M era cosa de ETA. Bien, pues no fue ETA como sabe todo el mundo. La mayoría de la gente pensábamos (sabíamos) que los autores de la masacre no fueron los de ETA; y no porque tuviéramos ningún interés en que los asesinos fueran de uno u otro grupo; no porque estuviéramos haciendo ningún cálculo electoral ni de ningún otro tipo. Pensábamos que no había sido ETA simplemente porque no fue ETA, porque esa era la verdad. Así que Acebes fue un miserable y miserables fueron también todos los que mintieron, los que sí hicieron cálculos electorales sobre todas aquellas muertes; fueron ellos los que aun hoy siguen jugando, miserables, con la memoria de las víctimas, con el dolor de sus familias

Entrada completa: El Plural

Una victoria de todos/as

La paralización por ahora de la privatización de la sanidad pública en Madrid es una muy buena noticia. Es buena porque permite ganar tiempo, un tiempo precioso hasta que se celebren elecciones y podamos echar a los ineptos que nos gobiernan. La enorme y efectiva contestación social que se ha producido contra esta privatización ha sido útil no sólo para paralizar ésta por ahora, sino también para reforzar el discurso público en contra de la misma; es sobre todo, una victoria ideológica. Al luchar de manera organizada y efectiva contra los planes del gobierno de la Comunidad de Madrid, la Marea Blanca ha conseguido no sólo su objetivo más evidente e inmediato, paralizar el proceso, sino que ha abierto una grieta ideológica que esperemos poder continuar abriendo. Una de las consecuencias de esta lucha ha sido que el PSOE ha tenido que elegir bando y, además, en el caso de Madrid y Tomás Gómez lo ha hecho de manera muy decidida. Esta postura de ahora tendrá que mantenerla si llega a gobernar, solo o en coalición.

Entrada completa: El Plural

La marca España en Panamá

La Marca España no vale un euro. El fiasco de Sacyr en Panamá demuestra que por ahí fuera no es tan sencillo dar el timo como aquí dentro y que las no- reglas a las que aquí nos quieren acostumbrar son vistas fuera como lo que son: tomaduras de pelo y corruptelas intolerables. En España es más que habitual que una empresa presente un presupuesto irrisorio para llevarse cualquier obra pública (o privada); un presupuesto que después se triplica o cuadriplica sin que nadie diga nada. El país está lleno de auditorios, carreteras, aeropuertos, hospitales…que acabaron costando cuatro veces más de su presupuesto inicial. Claro que en ese camino, desde que se adjudica hasta que se termina la obra (si es que se termina) se han forrado algunos y nos hemos empobrecido la mayoría. Las pérdidas y los sobrecostes de fiascos, timos y estafas tenemos la costumbre de socializarlas. Marca España.

Entrada completa: El PLural

Pequeño test de fin de año

Hoy, por ser mi último post del año, no quiero ponerme complicada, ni triste, ni comentar ninguna de las deprimentes noticias con las que nos machacan día sí y día también. Voy a hacer un sencillo test; pueden contestarme ahí abajo, en los comentarios. Continuar leyendo →

Se ríen de nosotros

El PP ha decidido paralizar un poco la subida de la luz hasta que las cosas se calmen. Era de madrugada cuando la Comisión Nacional del Mercado de Valores invalidaba la escandalosa subida. Hace un par de días el Partido Popular tumbaba una proposición de la Izquierda Plural para que no se pudiera cortar la luz en los meses de más frío a aquellos que no puedan pagarla. No para que se les condone la deuda, no, sólo para que se les atrase el cobro. Lo que la izquierda proponía era una medida de caridad, no de justicia, pero menos es nada. Lo que el PP dijo es que intentar desde la política que las personas que menos tienen no paguen sus deudas (las de ellos, las de quienes ahora legislan, las de quienes han legislado antes y las de los financieros que sientan en el parlamento por delegación) es hacer demagogia. La razón es que dichas medidas no hacen falta porque, según ellos, el gobierno ya ha arbitrado medidas sociales para que todo el mundo pueda pagar sus recibos. Deben ser las mismas medidas invisibles que nos anunciaron que tomaban para que la gente no fuera desahuciada de su casa, o las que tomaron con la reforma laboral para que la gente no se fuera al paro, o las que toman para que las mujeres sean libres de ser más mujeres y más femeninas. Se ríen de nosotros y de nosotras. Continuar leyendo →

Levantarse e irse

Todos y todas tenemos nuestra cuota de responsabilidad en lo que está ocurriendo. Lo estamos viendo, lo estamos sabiendo y lo estamos aceptando, a ragañadientes, pero lo estamos aceptando. Desde una oposición inane que protesta a medio gas y a la que casi no se la escucha,  no se atreve a romper con nada y que, al contrario, corre a aceptar cualquier pacto que se le proponga, hasta cada uno de nosotros que no estamos respondiendo con la firmeza que sería necesaria. Ya no hablo de actitudes heroicas (que las hay) ni de jugarse la vida o la integridad física; hablo, simplemente, de lo básico; ni siquiera acudimos masivamente a las manifestaciones. Por miedo, comodidad, porque todo lo que pasa es algo que les pasa a los otros (aún)…por dejadez y sobre todo por cansancio, porque este régimen se nos ha caído encima como una losa que parece superior a nuestras fuerzas. Continuar leyendo →

La indignidad de los corruptos

Estos días he estado viendo a Matas declarando ante el tribunal que le ha condenado finalmente por cohecho (uno de los muchos que la ha condenado… y los que le quedan). Hace unos años era un presidente todopoderoso y, como tal, todo lo que decía o hacía parecía importante. Iba y venía sin bajarse de su coche oficial, se reunía con políticos, con miembros de la casa real, con actores y actrices, con ricos en general y él mismo vivía en un palacete. Le veíamos en la televisión y quizá no nos dábamos cuenta de lo pobre tipo que es.  Ahora, al verle declarando incoherencias, mentiras e indignidades ante un tribunal; ahora, al verle despojado de cualquier signo de poder, incluido el respeto que ya nadie le guarda, me ha parecido un personaje patético, pequeño moralmente, un personajillo ridículo.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 9.636 seguidores