Archivos de etiquetas: Paridad

El PP y la “violencia en el ámbito familiar”

Desde luego que no es casual que Ana Mato llamara a la violencia de género “violencia en el entorno familiar”.  No es un despite ni es mala fe, es un posicionamiento ideológico completo. Como en la cuestión de la paridad se trata de desmontar aquello que era una seña de identidad de las dos legislaturas del PSOE: el feminismo y la lucha por la Igualdad. Aunque desde mi punto de vista el propio Zapatero se lo puso fácil cuando cedió a las presiones de la derecha y eliminó el Ministerio de Igualdad, que no suponía apenas gasto, cierto es que se hicieron avances. Se hicieron avances legislativos y en la concienciación social, especialmente en lo que se refiere a la violencia machista.   Leer más →

Adiós a la paridad

De manera que si de distanciarse de aquel se trata, lo primero es acabar con la paridad y con cualquier signo de lucha política por la Igualdad. Mucha gente no contraria en principio a que las mujeres se incorporen en igualdad a todos los puestos, trabajos y responsabilidades, se manifiestan en cambio contrarios a la idea de paridad. En ese sentido el neomachismo ha triunfado, han conseguido que algo que a estas alturas debía ser indiscutible, no sólo se discuta, sino que exista una fuerte oposición a su ejercicio.

La indiscutible reacción a los avances de las mujeres, que se manifiesta ya evidente y fuertemente en todos los ámbitos,  no ha dejado que la paridad se instalase en las mentalidades como algo completamente normal. Los contrarios a la paridad se aprovechan, naturalmente, del resentimiento y temor que permanece más o menos oculto pero que sigue existiendo en una gran parte de la sociedad hacia la igualdad entre mujeres y hombres.

El argumento que se da es absurdo: no hay que nombrar a nadie en virtud de su sexo, sino de sus capacidades, se dice. En ese caso habrá que admitir que las mujeres tienen un 70% menos de capacidad que los hombres, puesto que ocupan sólo el 30% del gabinete. Si en una sociedad compuesta al 50% por mujeres y hombres (de hecho hay más mujeres que hombres) y en la que se supone que se prima la capacidad, sólo hay un 30% de ministras eso quiere decir que las mujeres no tienen la misma capacidad que los hombres, al menos –afortunadamente-  las mujeres del PP. ¿No hay más mujeres capaces e inteligentes en el PP que ese exiguo 30%?

Como no es así, hay que admitir que lo que en realidad ocurre es que aunque tengamos la misma capacidad y trabajemos lo mismo o más, existe una invisible cuota masculina que hace que no se vea ni se valore a las mujeres y se sobrevalore siempre a los hombres. Lo que esto significa es que mientras los hombres puedan permitirse no reconocer la igualdad muchos de ellos están donde están no por sus capacidades, sino sólo porque son hombres. Puestas así las cosas no es nada extraño que la mayoría de los hombres estén en contra de la paridad; si está se aplicase estrictamente en todos los ámbitos la mitad de ellos sobraría. Y naturalmente no les gusta.

Rajoy no se ha caracterizado durante el tiempo que ha ejercido en la oposición por ser una persona que no confía o que no nombra mujeres para cargos políticos importantes. Pero me da la impresión de que si le hubiesen salido el mismo número de mujeres que de hombres a la hora de nombrar ministros y ministras hubiera desequilibrado la balanza a favor de los hombres. No sé si ese ha sido el caso o si le ha salido un gobierno claramente desigual naturalmente. En todo caso, tal es la presión que se ha ejercido en las legislaturas de Zapatero contra la paridad y contra la lucha por la igualdad que los neomachistas han conseguido hacer de ella un enemigo público; una ocurrencia, algo sólo propio de Zapatero, en lugar de una condición inexcusable en democracia.
Entrada completa: El Plural

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.354 seguidores