Archivos de etiquetas: Aborto

El derecho al aborto a la Constitución

La semana pasada fue la de la alegría. Las mujeres celebramos la victoria sobre la infame “ley Gallardón” el mismo día que se celebraba en todo el mundo el Día Internacional por el Derecho al aborto. Aquí hemos conseguido por el momento parar la ley. En muchos países las mujeres pobres –jamás las ricas- pagan con sus vidas cualquier intento de hacerse dueñas de sus propios cuerpos, de su sexualidad, de su dignidad y libertad. Sabemos, no obstante, que el peligro no ha pasado porque la ley sigue en un Tribunal Constitucional nada objetivo y en manos del PP. También sabemos que la derecha moral ha convertido el derecho al aborto, en todo el mundo, en el enemigo a batir. Esto es así porque en el derecho al aborto se dirime la (des)igual ciudadanía de las mujeres. El empeño mundial contra este derecho no tiene que ver con ningún asesinato, sino con el control del cuerpo y la sexualidad de las mujeres, con el poder de los hombres, con los roles de género dentro y fuera de la familia, asuntos estos que generan una enorme tensión política, no hay más que ver lo que ocurre con la violencia de género o con la desconfianza hacia el feminismo.

Seguir leyendo: eldiario.es

Antiabortistas en Madrid

Al parecer Ruiz Gallardón quiere celebrar en Madrid un congreso antiabortista en la que se pretende aprobar una declaración que se llamará “Declaración de Madrid”.  Dicen que quieren darle al evento un tono científico. Me lo imagino; científico de la ciencia que negó que las mujeres tuvieran capacidad para estudiar hasta bien entrado el siglo XX. Científico no va a ser desde luego, va a ser un congreso ideológico, de la ideología de quemar a las mujeres por copular con los demonios (o con lo que sea), de esa ideología: de la ideología de la misoginia. Porque no se trata más que de eso. En el Congreso de los Diputados de un país democrático se va a escenificar, si no lo impedimos,  la aprobación a una de las leyes más antidemocráticas que existen, la que restringe el derecho al aborto; la que impone a las mujeres (la mitad de la raza humana) el control de sus propios cuerpos por parte de un poder ajeno a ellas.  Especialmente perverso es que esas intenciones pretendan apoyarse en la defensa de las mujeres. Es la misma táctica de declararse provida los que, en realidad, son contrarios a considerar a las mujeres como individuos con la misma capacidad para autodeterminarse que nadie les discute a ellos. Leer más →

Aborto y Orgullo gay

Esta semana han ocurrido dos hechos que, aunque no lo parezca, están relacionados. El martes, la asociación de la que he sido presidenta muchos años, la FELGTB, fue recibida por el rey, y es posible que el viernes, presumiblemente cuando este post ya esté publicado, el Consejo de Ministros apruebe el mayor retroceso para los derechos de las mujeres vivido en democracia. Cuando Boti Gª Rodrigo, Presidenta de la FELGTB, le daba la mano a los reyes y ese hecho era portada de los diarios, yo sonreía para mis adentros y pensaba en La Razón y La Gaceta, en los obispos y arzobispos, en el Foro de la Familia y en las familias “normales” a las que el PP considera tales; pensaba en Intereconomía, en 13tv y en todos los idiotas que quieren curarnos. Pensaba en los comentaristas políticos de estos medios que la semana pasada peloteaban a la monarquía, y que son los mismos que muy a menudo escupen una repugnante homofobia, transfobia o misogina. Ayer, todos estos, se ahogaban en su propia rabia. Eso me produjo mucho placer. Leer más →

Con el Tren de la Libertad, por nuestra dignidad

El día 1 de febrero llegará a Madrid el Tren de la Libertad, fletado por una asociación feminista de Pola de Laviana con la intención de protestar contra la ley de aborto que prepara Gallardón. Lo que en un principio era un tren lleno de feministas se ha convertido en trenes, aviones y autobuses. El tren que fletaron las compañeras asturianas pronto se quedó pequeño y enseguida comenzaron a llenarse trenes de otras partes de España. Muy pronto se prepararon trenes desde Andalucía, Castilla, Extremadura o Cataluña.  Miles de mujeres vienen a Madrid el 1 de febrero para entregarle al Ministro de Justicia un sencillo manifiesto en el que le decimos que nos negamos a ser consideradas menores de edad, y que también nos negamos a alegar ningún tipo de trastorno psiquiátrico o psicológico para poder ejercer el derecho a tomar una decisión tan vital como es la de interrumpir un embarazo. En Madrid estaremos esperándolas en la estación de Atocha para fundirnos todas en una marea violeta que va a poner rumbo al Congreso de los Diputados, donde queremos entregar una carta exigiendo la retirada de este anteproyecto y que se mantenga la actual ley. Leer más →

NO

El PP ha planteado una contrareforma de la ley del aborto que es completamente infumable incluso para el PP. No sé si las resistencias a la ley entraban dentro de un plan previo para primero tensar la cuerda y después hacerse los centristas y demostrar voluntad de diálogo y moderación; si se trataba desde el principio de presentar una ley tan restrictiva que cualquier pequeña modificación posterior de la misma ayudara a hacerla digerible o si se trata verdaderamente de la personalidad megalómana de Gallardón, que tira a lo grande lo mismo para construir un túnel que para hacer una reforma legal que tumbe derechos consolidados o consensos sociales. En todo caso el debate parece haberse centrado en el supuesto de malformación del feto, tan unánimemente criticado que es posible que finalmente se suavice. Leer más →

Entre todas tenemos que poder

Hace unos días la profesora de derecho constitucional en la Universidad de Alicante, Mar Esquembre, que tuvo la paciencia de leerse la documentación del Consejo de Ministros en el que se anunció la contrareforma del aborto, nos advirtió que en realidad no se había aprobado nada más que un informe. Así que mientras en la rueda de prensa posterior a dicho Consejo se nos decía que se había aprobado un anteproyecto de ley, la realidad no era esa. Se ha recibido simplemente un informe del Ministro de Justicia sobre el citado Anteproyecto. No se ha aprobado nada. Así que estamos a tiempo. Leer más →

Es una ley de vergüenza

Como estábamos avisadas no ha sido una sorpresa, sino lo esperado. Las mujeres españolas somos desde hoy menos ciudadanas y menos libres que las mujeres europeas que viven en democracias laicas y consolidadas. Y usted, Sr. Gallardón es el responsable. Nos acordaremos de usted por esto; vaya donde vaya las mujeres, por encima de nuestra ideología y del partido al que votemos, nos vamos a acordar de usted por esto. Ya no podrá nunca más ser de centro, ni un verso suelto, ni siquiera un tipo culto y leído; para siempre va a ser usted la mano ejecutora de un grupo pequeño de reaccionarios católicos obsesionados con los derechos y la libertad de las mujeres; esos que no pueden soportar la idea de que las mujeres son iguales a ellos porque su frágil ego no se lo permite; esos que no entienden nada de derechos, de democracia, de libertades; esos que sólo entienden de gobiernos autoritarios en los que se imponga -a la fuerza- su oscura, estrecha y pobre visión de la vida. Esos que necesitan que las mujeres, su cuerpo, su sexualidad, sus decisiones, dependan de ellos. Leer más →

Repitiendo obviedades

Algunas cosas parecen tan obvias que da un poco de pudor recordarlas,  pero lo cierto es que estamos viviendo un tiempo tan brutal que lo evidente ha dejado de serlo. Esta semana no ha sido posible escaparse del video antiaborto que ha publicado Duarte Falcó y de la Cierva, nada menos. En otro tiempo este video provocaría risa, ahora provoca un enorme cabreo. Un señorito bodeguero de 19 años decide por su cuenta implicar a una serie de pijos y pijas infumables en una campaña que quiere recortar derechos a las mujeres. Hay quien dice que este video no se puede tomar en serio; es posible. Pero vivimos un tiempo en el que las agresiones a nuestros derechos básicos son tan salvajes que hasta los pijos descerebrados se animan a sumarse a la rapiña. Si se lo podemos quitar todo, habrá ¿pensado? ese Duarte, ¿por qué no voy a participar? Así que él, desde la altura de los barriles de vino de su padre y de su apellido compuesto, se atreve a opinar sobre los derechos de las mujeres. Mujeres, las que necesitan de la ley para abortar en buenas condiciones, que en nada se parecen a Tamara Falcó que si necesitara abortar no habría ley que la detuviera; las ricas han abortado toda la vida de dios. De dios precisamente nos habla Tamara Falcó entre mohines. Estas personas que se preocupan tanto por los fetos tienen la costumbre de amar mucho a dios. Leer más →

Aunque sea por molestar: ¡Gracias Femen!

Cuando las Femen saltaron en tetas en las tribunas del Congreso de los Diputados yo me puse de lo más contenta. Por una parte porque nada nos puede gustar más a estas alturas que desconcertar a esas señorías que viven en su mundo paralelo legislando acerca de nosotros y nosotras pero sin nosotros. Señorías del Partido Popular que viven ahí metidos tomando decisiones que nos van hundiendo en la pobreza, en la incultura y la desigualdad, pero sin que ellos lleguen nunca a oler esta mugre que se está amontonando fuera. Me puse contenta porque tuvieron que oírnos a las mujeres y porque tuve ocasión de contemplar sus caras. Unos tenían cara de asustados, otros de desconcertados, muchos de cabreo puro y duro cuando no de asco, y Wert tenía cara de…¡hay que ver la cara que se le puso a Wert! Leer más →

El necesario pacto entre mujeres

Cuando algunas personas, yo entre ellas, decidimos fundar la Federación Estatal de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (FELGTB) con el más que humilde objetivo de conseguir ser iguales ante la ley teníamos claro que por ser este un objetivo políticamente modesto (aunque impensable entonces) y por tratarse de derechos básicos, era, al mismo tiempo un objetivo que seguramente compartirían personas lgtb de derechas. Yo, que fui presidenta de esa organización, lo tenía y lo tengo claro: la igualdad legal (en este caso el matrimonio y una ley de identidad de género) no va a acabar con la lgtbfobia, pero si la ley no nos reconoce como iguales no se puede afrontar ningún otro cambio más profundo. El voto para las mujeres no acabó con el sexismo, con el patriarcado ni con el capitalismo, pero que las mujeres pudieran votar era imprescindible para poder pensar en todas esas cosas. Y podríamos hacer muchas comparaciones de este tipo: conducir no parece un derecho fundamental…hasta que se convierte en un derecho sólo para los hombres.   En Arabia Saudí una mujer lucha por su vida cuando conduce un coche, aquí luchábamos por la nuestra al pretender que se nos reconociera el derecho al matrimonio; en Afganistán las niñas luchan yendo a la escuela o, simplemente jugando en la calle… No hace falta explicar que no se trata del matrimonio, ni de conducir, o de ir al colegio, se trata de Igualdad. Leer más →

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 12.009 seguidores