Publicaciones de la categoría: Posts

Ante las críticas al feminismo de Podemos

Yo nunca he dicho que las feministas del PSOE no fueran feministas. Es más, he defendido que el PSOE estaba lleno de importantes feministas y jamás he dejado de reconocer la importancia o los avances de alguna de sus políticas en lo que respecta al feminismo. Es de justicia. Leer más →

Regeneración de verdad

Lo que quiero saber es qué van a hacer los partidos si el PP se atreve a perpetrar el golpe de estado municipal con el que pretende perpetuarse en las alcaldías una vez que las encuestas dicen que muy posiblemente pierdan las más importantes: Madrid y Valencia. Y también quiero saber qué vamos a hacer nosotros y nosotras, la gente. La indignación aparente o las palabras de condena no sirven de nada porque, además, en Madrid tenemos la experiencia de un golpe contra un resultado electoral perfectamente legítimo que se saldó con…nada. María Dolores de Cospedal está haciendo en Castilla La Mancha exactamente lo mismo que pretende hacer Rajoy y la oposición a su maniobra está siendo más bien tibia. Tanto en Castilla La Mancha como en Madrid en su momento los partidos presentes en el parlamento se andan y anduvieron con pies de plomo, muy cuidadosos de no salirse de su posición institucional, de no parecer antisistema, de no usar palabras fuertes como “golpistas” o “antidemócratas”.

Entrada completa: El Plural

 

¿Quién controla al controlador?

A los neoliberales les encanta referirse a eso que llaman “capitalismo popular” y que puso de moda Margaret Thatcher; la idea de que la gente corriente puede invertir en bolsa, tener valores, ser propietaria, accionista, beneficiarse del capitalismo, en definitiva… La realidad es que “capitalismo” y “popular” son términos antitéticos por más que muy a menudo se pretenda que vayan juntos. Al fin y al cabo todo esto trata de que el capitalismo, un sistema que está diseñado para que unos pocos se hagan ricos a costa de la mayoría, no sea contestado y, por el contrario, sea refrendado cada vez que pasamos por las urnas. Pero no, lo cierto es que la gente corriente, las clases trabajadoras, no pueden invertir porque las inversiones no están diseñadas para que ellos ganen dinero sino para que lo ganen los ricos; ni pueden ser propietarios de nada, sino sólo deudores de los bancos, ni tampoco pueden hacer que sus ahorros crezcan lo suficiente como para asegurarles una vejez digna; por el contrario es muy posible que al intentar invertir en algo los ahorros, al intentar asegurar una pensión, ocurra lo contrario: que los ahorros mengüen, cuando no desaparezcan directamente por culpa de una crisis, de una quiebra, de cualquier circunstancia que los volatilice. Lo único que podemos hacer las personas corrientes que no somos ricas es tratar de no creer nada de lo que nos venden y luchar porque se hagan políticas en beneficio de la mayoría, y no al revés.

Leer más →

La sanidad pública no funciona

Desgraciadamente la sanidad pública ya no funciona y es sólo un reflejo de la magnífica sanidad que fue. En Madrid, al menos, no funciona y, por lo que sé, en otras comunidades gobernadas por el PP tampoco.  En las que gobierna la izquierda funciona mejor pero se resiente también de tantas privatizaciones encubiertas y, sobre todo, del recorte en inversión. “Recortaré todo menos sanidad y educación”, dijo Rajoy. Mentiroso.  En 2 años de Gobierno del PP hay 24.00 profesores menos y 28.500 médicos y enfermeros/as menos. En la sanidad la cuestión se vuelve dramática. La marea blanca ha conseguido éxitos parciales en Madrid, pero nada de esto va a detener la voluntad del gobierno del PP de venderla. Y, en todo caso, la realidad es que ya no funciona y que resultará muy difícil volver a su anterior carácter de universal y gratuita.

Leer más →

Más madera

Como ya veníamos sospechando, la anunciada reforma fiscal que presenta el gobierno no es sino una bajada de impuestos a las rentas más altas, es decir, que se profundiza aún más en el carácter regresivo de nuestro sistema impositivo. Es un escándalo que se pretende endulzar con el caramelito de hacer unas desgravaciones mínimas a las rentas más bajas. Las rentas medias y bajas apenas notarán diferencia (que no compensa en absoluto las sucesivas subidas del IVA); , los ricos serán aún más ricos y contribuirán menos al mantenimiento del estado y, sobre todo, el estado dejará de percibir unos 6000 millones que habrá que sacar de algún sitio. Los servicios públicos se reducirán aún más: menos y peores servicios médicos, menos becas, peor educación, recortes en las prestaciones sociales de todo y, finalmente, más adelante seguramente subidas de los impuestos indirectos. Leer más →

¡Qué vergüenza!

Dos días después de que aquí el rey se viera obligado a abdicar si quería tener una mínima posibilidad de que la institución perdurase, Isabel II de Inglaterra pronunciaba su discurso de apertura del Parlamento. Con ocasión del acto el periódico The Guardian publicaba un artículo en el que criticaba duramente la monarquía británica. Eso en el mismo país en el que todo el mundo se ha enterado por los medios de que el príncipe Andrés se aprovecha de su cargo para hacer dinero o que el heredero desearía ser un tampax. Normal. A pesar de todo, Gran Bretaña conserva usos y libertades de democracia. Leer más →

IU y su momento

Estos días he leído muchos artículos de personas próximas a Izquierda Unida que hacían autocrítica, razonada y valiente, de la razón por la que Podemos parece haber contactado (en cuatro meses) con una base social que IU lleva años buscando o que incluso ha perdido. También he leído muchas opiniones de líderes de IU hablando de la necesaria convergencia con Podemos dado que el programa parece indistinguible. Ambos partidos hemos tenido cuidado con no atacarnos durante la campaña y yo misma, que hice campaña por Podemos, recibí mensajes de compañeros y amigas de IU deseándome suerte y dando por hecho que en el futuro tendremos que entendernos. Y yo también lo creo. Leer más →

Sin nosotrxs, nada

La Europa que habían diseñado para nosotros y nosotras se les ha roto en pedazos, o la hemos roto más bien. Esa es una de las conclusiones más importantes de las elecciones del domingo. A pesar de la manipulación mediática, de la diferencia de medios materiales entre unos partidos y otros, cuando la gente puede votar, siempre es posible provocar un cambio. No es posible hacer impunemente lo que llevan años haciendo: construyendo Europa a espaldas de la ciudadanía; construyendo una Europa neoliberal, cruel, desigual e injusta que la mayoría de la gente no quiere. Puede que sea posible un tiempo, pero no siempre. Al final, eso explota. Ha explotado y esto es solo el principio. Leer más →

Poder feudal

La presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, propone que se baje el salario mínimo para los trabajadores menos cualificados y rebajar aún más el coste del despido, así como reducir las cotizaciones para las empresas. Además, considera que es un desacierto que la normativa obligue a pagar a los trabajadores “que no sirven para nada”, un salario mínimo. Estos jóvenes que no sirven para nada deben ser como los negros para los esclavistas, unos vagos redomados, o las criadas para las señoras bien, unas inútiles porque hay qué ver cómo está el servicio. La casta empresarial se ha quitado las caretas (la reforma laboral se lo ha permitido) y se relaciona con los trabajadores como siempre ha hecho y como le gusta hacerlo; como lo que son: los dueños. Leer más →

La sal y la hez de la tierra

Claro que hay dos Españas. Este es un país que ha estado casi siempre partido en dos, no en dos mitades, sino simplemente en dos partes, la de arriba –pequeña- y la de abajo, -muy grande. Igual que el mundo, se me podría decir, y es cierto: el mundo se divide entre los que tienen –muy pocos- y los que no; entre los que tienen todo y los que no tienen nada. Lo que ocurría hasta ahora es que ese avance civilizatorio que ha significado el Estado del bienestar logró, en algunos –pocos- países, hacer que la pirámide dejara de ser tal, que hubiera poca gente sin nada, que aumentara el número de gente que tenía lo suficiente y que, sobre todo, aumentara el número de niños que tenían acceso a una buena educación, lo que les abría un mundo de posibilidades. Y logró, y es muy importante, que la gente fuera consciente de que tener una vida digna es posible y es un derecho. No obstante, en España nunca hemos tenido un estado del bienestar completo y de la misma forma que hemos sido de los menos igualitarios entre los países europeos, una vez que los poderes financieros han decidido privatizar el bienestar, también somos de los más desigualitarios, de los más pobres y de los más injustos. Leer más →

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 12.136 seguidores