La vida y nuestros cuerpos por delante

Madrid y Barcelona tienen que ser, a partir del 24 de mayo, las ciudades de las alcaldesas Manuela Carmena y Ada Colau, porque así serán de todos y todas, de la gente que vive y trabaja  en ellas. Si esa feliz circunstancia se da, comenzaremos un proceso de recuperación de nuestras ahora tristes, insolidarias, injustas y exhaustas ciudades; un proceso que nos llevará a hacer de ellas lugares  habitables; espacios para convivir y no para competir; ciudades amables a la medida humana y no espacios ásperos a la medida del dinero y de quienes lo poseen. Recuperar nuestras ciudades es un paso imprescindible para soñar en recuperar nuestras vidas.

Seguir leyendo: eldiario.es

Sigamos con el debate de la prostitución

Dos personas a las que valoro contestaron a un artículo mío con otro artículo y yo ahora contesto a este último.
Como hace siempre, el discurso regulacionista utiliza dos trucos para tratar de ganar el debate de la prostitución, y lo hace con bastante éxito. Así, más que defender una postura propia, lo que hace es situar la postura contraria, esto es, el abolicionismo, en un lugar en el que las propias abolicionistas no nos reconocemos. Para empezar, el regulacionismo se apropia de un lugar de “sentido común” que no le corresponde en exclusiva y nos expulsa de él. Por ejemplo, ha conseguido convencer a mucha gente de que el suyo es el discurso que legítimamente representa a las putas, lo cual es una atribución que no responde a la realidad en absoluto. Las putas son como todo el mundo y las hay regulacionistas y abolicionistas. Las organizaciones regulacionistas y las personas que defienden este discurso llevan décadas acusando al abolicionismo de hacer lo que en realidad hacen ellas: hablar por todas, invisibilizar y negar una parte, quizá mayoritaria, de la experiencia y de la palabra de las propias prostitutas. Este sector ha conseguido, por razones que tienen que ver obviamente con que es el sector bendecido, de manera directa o indirecta, por la industria (y, desde ahí, por las tendencias sociales, las modas) que parezca que hablan por todas las prostitutas o por la mayoría de ellas, y que el abolicionismo, en cambio, usurpa su voz. Leer más →

Malas ideas

Esperanza Aguirre es una de las figuras políticas del Partido Popular más netamente ideologizada. Ella es como su admirada Margaret Thatcher, alguien convencida de la superioridad de las ideas neoliberales. Por eso habla siempre de dar la batalla ideológica que muchos de sus compañeros de partido no se atreven a dar y esconden en falsos programas electorales, sabedores quizá de que la mayoría de la gente no acepta, todavía no, esas ideas en bruto. La mayoría de la gente cree que es mejor más igualdad que menos, más servicios públicos que menos. El partido Popular gana las elecciones cuando engaña. Pero Esperanza Aguirre es más partidaria de ir con la verdad por delante. Quizá porque es una mujer profundamente clasista, tan clasista que no entiende por qué la gente no ve el mundo como ella. Ella se relaciona con la gente como debe relacionarse con el servicio, llamando de tú a todo el mundo, incluso a gente mayor que la llama de usted, y lo hace desde la convicción de su superioridad moral y la absoluta falta de empatía, o siquiera comprensión, de que hay vidas que no se parecen a la suya. Ella no está ahí por dinero, como la mayoría de sus compañeros de partido, eso es cierto. Ella está en política para defender los privilegios de clase de los suyos y de esa defensa no se avergüenza, como hacen muchos de sus correligionarios. Ella lleva eso a gala.

Seguir leyendo: EconoNuestra

Quien está contra la gente y quién está en contra

Pedro Sánchez anda haciendo propuestas que se supone que han de servir para revertir la situación creada, en parte con sus votos, en la última legislatura de Zapatero y más aún con la llegada del PP. No vamos a hacer recuento de las veces que Pedro Sánchez y el psoe ha votado a favor de lo mismo que ahora dice estar en contra, desde desahucios a priorización de la deuda, pasando por la ahora tan cacareada transparencia. Vamos a simular que creemos que haya podido cambiar de opinión. La simulación se acaba en cuanto abrimos un poco el foco de la mirada y miramos al lugar en el que ahora mismo se está jugando el cambio en las políticas de austeridad que Pedro Sánchez dice querer revertir aquí. Miremos por encima de Pedro Sánchez, del psoe y vamos a  mirar directamente al lugar en el que se deciden las políticas que se hacen aquí.

Seguir leyendo: el diario.es

Prostitución, aborto y la razón neoliberal

Es normal que Ciudadanos y Esperanza Aguirre se muestren partidarios de la regulación de la prostitución. Angela Merkel también lo es y contribuyó a la regulación de la misma en Alemania. Es normal, hablamos de una gran industria, la segunda mayor industria del mundo, mueve millones de euros y es un gran lobby con una enorme capacidad de presión social y política. Un lobby que paga a medios de comunicación y a expertos de todo tipo para conseguir una opinión pública favorable a sus intereses. Un lobby empresarial que, al igual que cualquier otro gran lobby, trabaja no para dotar de derechos a las personas más vulnerables, sino para aumentar sus propios beneficios.
Seguir leyendo: eldiario.es

La piel y las entrañas

“Quizá nos ha faltado piel”, decía Floriano en un vídeo en el que él mismo hacía de José Mota y que, aunque nos parezca mentira, iba en serio. Se supone que esa falta de piel les exigía poner más énfasis en lo social, en lo que preocupa a la gente, en lo que le duele a la gente. Como las elecciones andaluzas han sido un desastre para el PP, ahora vienen las prisas y como las inauguraciones ya no convencen -al fin y al cabo, se trata de cemento- algún asesor les ha debido explicar que la piel hay que ponerla en las cosas que determinan la vida y en las que se demuestra empatía y humanidad; como además Ciudadanos es, al igual que ellos, defensor de que las personas que estén en situación irregular no tengan derecho a atención sanitaria y como, por si fuera poco, los inmigrantes sí pueden votar en las municipales… pues han decidido reformar (un poco) el maldito decreto de abril de 2012 que dejó a miles de personas sin derecho a recibir dicha atención médica. Leer más →

La ciudad como espacio físico y mental

Trabajo en el centro de Madrid y veo cambiar el paisaje urbano de un día para otro. Los antiguos comercios, tan antiguos como para ser centenarios, están cerrando y en su lugar los locales han sido ocupados por franquicias de ropa, de comida y por tiendas de souvenirs que son un monumento al feísmo. Siempre que veo abrir una nueva tienda de Zara me pregunto cuántas tiendas de Zara es capaz de absorber una ciudad y, en definitiva, una población. Y la respuesta es que muchas, porque las franquicias que se lo comen todo, no son sólo tiendas, son una manera de construir la vida que quieren para nosotros/as; son una buena manera de privatizar las ciudades, de destrozar el paisaje urbano, de estrechar las mentes, la imaginación, de levantar a nuestro alrededor murallas que nos impidan pensar y habitar otros espacios. Leer más →

Urgente: Limpiar las cloacas

En la última semana, al tiempo que conocíamos el informe de la Consejería de Sanidad madrileña en la que no les ha quedado más remedio que reconocer la magnitud de los recortes que han llevado a cabo (miles de camas menos), nos enterábamos de la existencia de una trama que tenía como centro el Hospital Gregorio Marañón y que implicaba a médicos que utilizaban los recursos públicos para pruebas privadas. Hemos sabido también que el consejero de Sanidad lo sabía y que había sido informado de esto hace tiempo; no hizo nada. No ha habido un solo consejero de Sanidad en la Comunidad de Madrid desde que gobierna el Partido Popular que esté limpio de la sospecha (o de la certeza) de utilizar  la sanidad pública para sus propios negocios y los de sus amigos. Y el enésimo escándalo de la sanidad madrileña ocurría al tiempo que nos enterábamos de los negocios que se montó Granados en este caso  a cuenta de la educación pública. Leer más →

Ya basta

Ya basta. No podemos llegar a convivir con normalidad con los desahucios ni con la pobreza extrema; no podemos llegar a considerar que son algo inevitable, una desgracia que les cae encima a esas personas como si les cayera un rayo. Pero, además de eso, a lo que tampoco podemos acostumbrarnos, lo que tenemos que combatir como si a todos nos fuera la vida en ello,  es a convivir sin rebelarnos con las humillaciones a las que el Partido Popular pretende someter a las víctimas de esas situaciones terribles. Ya basta de las políticas despiadadas del PP, ya basta de su crueldad, ya basta de sus intentos por criminalizar a quienes más sufren sus políticas injustas, sus rapiñas, sus negocietes. Ya basta de buscar humillar a estas personas.
Leer más →

El drama griego y la comedia socialista

A un lado está el gobierno griego elegido por la gente y con un programa en el que se comprometía a terminar con las políticas de austeridad que les han llevado a la ruina. Con ese programa fue votado mayoritariamente. Al otro lado están los que gobiernan, los que nos gobiernan: gobiernos, partidos políticos, poderes financieros, lobbies, bancos, empresas…Todos conjurados para que este experimento griego tan raro, (que la gente se crea con derecho a decidir) dure lo menos posible; que se acabe pronto para evitar el contagio, para que la estafa pueda seguir funcionando, que puedan seguir robando, empobreciendo, matando de hambre, de enfermedad, de frío o de desesperación, hasta que lleguen a la conclusión de que ya no les compensa y paren. Leer más →

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 13.818 seguidores