La corrección política como arma…¿de quién?

En el asunto del Concejal Zapata y sus chistes me impliqué a fondo en defender que no debía dimitir (no digamos ya el ridículo asunto de la imputación, que ha llegado después). En todo caso, mi primera posición me generó, naturalmente y lo entiendo, críticas de feministas y compañeras, que inmediatamente pensaron que dicha defensa la hacía desde mi nueva posición como diputada de Podemos. Esa es la explicación fácil pero no cierta. A mí no me conocerá ningún tuit o escrito que pida la dimisión de nadie por una expresión machista u homófoba proferida fuera de contexto o como chiste. Otra cosa es una opinión mantenida en el tiempo y de la que se puede suponer que va a influir en la acción política. Es la opinión, y la acción política lo que hay que juzgar políticamente, no el chiste o una frase descontextualizada; y, en todo caso, se pueden pedir responsabilidades políticas a las personas que se dedican a la política, pero no a las personas que profieren dichas opiniones en su vida personal o antes de dedicarse a la vida pública. En todo caso, es importante asumir que un chiste o una broma no es la expresión de la propia opinión política. Pero lo políticamente correcto nos ha hecho pensar que sí.
Seguir leyendo: EconoNuestra

¡Ay Carmona! #YoVoyConRita

Carmona ha corrido a sumarse a la cacería contra Podemos y, en concreto, contra la nueva portavoz de Ahora Madrid, Rita Maestre. Nunca se sabe por dónde puede venir un Tamayazo cualquiera. El portavoz del PSOE menguante pide ahora la dimisión de Rita al conocer su imputación por el caso de la capilla de la Complutense. ¿Está pensando en aquello que le dijo Esperanza Aguirre…”está en tus manos”? ¿O quizá en aquello otro de que podría ser, él mismo, un buen alcalde? A saber en qué piensa Carmona al que se le nota que se le hacen los dedos huéspedes con esto de pedir dimisiones a Podemos. Leer más →

Alegría, por fin

La noche electoral me dejó un sabor agridulce. Por una parte Podemos en la Comunidad de Madrid no cumplió los objetivos que nos habíamos propuesto de superar al PSOE. El bipartidismo aguantó mejor de lo esperado y el PP parecía resistir bien también. Después de más de dos décadas de gobiernos corruptos, insolidarios, destructores de vidas, el Partido Popular aun era la lista más votada en el Ayuntamiento de Madrid y también en la Comunidad. En aquella noche hicimos cuentas y comenzamos a vislumbrar la posibilidad de echarles del gobierno de algunas ciudades y comunidades, pero todo estaba por hacer y en aquel momento quizá pesaba más lo no conseguido que la esperanza de lo que estaba por venir. Leer más →

Mi querido Pedro

Me siento a escribir de Pedro y a estas alturas de la tarde me encuentro con que ya se ha dicho todo de él, todo lo bueno, lo que importa. Veo que los medios están llenos de las palabras cariñosas de muchísima gente que le conoció bien y que compartió con él cosas importantes. Veo que casi todo el mundo coincide y que era una persona muy querida y valorada. Por eso, ahora, voy a permitirme hablar un poco de mí. De mí con Pedro. Y puedo contar que cuando hace pocos meses se supo que iba a ser diputada en la Asamblea de Madrid el primer mensaje de felicitación que recibí fue el suyo. Y yo me imaginé que estaríamos otra vez juntos, como juntos hemos estado durante más de 20 años en una lucha que nunca supusimos  que nos fuera a llevar tan lejos. Ayer se abrió el periodo de sesiones y yo estaba en mi sitio, pero el lugar que tenía que haber ocupado Pedro estaba vacío. Se me hacía muy raro estar allí sentada, donde yo nunca pensé estar y que él, en cambio, que siempre quiso estar en la política institucional, no estuviera. De haber estado en su banco, estoy segura que me hubiera guiñado un ojo cuando los diputados y diputadas de Podemos pronunciamos nuestra heterodoxa promesa sobre la Constitución y el Estatuto de Autonomía que hizo revolverse a las bancadas del PP.

Seguir leyendo: eldiario.es

Pan, rosas, Movistar

En uno de los mítines de esta campaña coincidí con los trabajadores de Movistar que siguen en huelga y que nos explicaron los motivos por los que tomaron la decisión de desafiar a la poderosa empresa de telefonía. Están contratados como falsos autónomos y ganan 800 euros por 10 o 12 horas de trabajo (una de sus reivindicaciones es la de fijar una jornada de 40 horas semanales) en las que tienen que pagarse ellos mismos la Seguridad Social, la furgoneta y la gasolina. Entre el salario y el horario estas personas no tienen vida familiar ni social. Estuvieron contando su situación y cuando acabaron uno de ellos dijo: “No pedimos nada extraordinario; yo me conformaría con poder llevar a mi novia un fin de semana a la playa”. El presidente de la compañía, César Alierta, se subió el sueldo en 2015 un 16% y ya gana cerca de los 7 millones de euros. En unas declaraciones que hizo al medio de comunicación que le preguntó por esto afirmó que no ve extraño su salario porque que él bien vale ese dinero.

Seguir leyendo: EconoNuestra

El final del personaje

Aunque el PP ha perdido cientos de miles de votos en Madrid por sus políticas, por el hartazgo de la gente y por la emergencia de otras opciones que han sabido ganarse a pulso la confianza de los votantes, la diferencia de votos, inesperada, entre Aguirre y Cifuentes y que han dejado a la primera fuera de la alcaldía, esa se la ha ganado a pulso Esperanza Aguirre en las dos semanas que ha durado la campaña electoral. Poca gente podía predecir cuando la campaña estaba empezando la manera en que ésta iba a terminar para Aguirre. Al fin y al cabo, cuando se presentó, y no siendo precisamente la preferida de Rajoy, lo hizo porque ella misma y su partido la veían como imbatible, como la única que podía conservar el Ayuntamiento para el PP. No sólo no lo ha , sino que ha perdido humillantemente su particular batalla contra Cristina Cifuentes. El caso de Aguirre, o como puede una persona pasar de ser una triunfadora a una caricatura de sí misma en quince días, puede que se convierta en un caso de estudio para el futuro.

Seguir leyendo: eldiario.es

La vida y nuestros cuerpos por delante

Madrid y Barcelona tienen que ser, a partir del 24 de mayo, las ciudades de las alcaldesas Manuela Carmena y Ada Colau, porque así serán de todos y todas, de la gente que vive y trabaja  en ellas. Si esa feliz circunstancia se da, comenzaremos un proceso de recuperación de nuestras ahora tristes, insolidarias, injustas y exhaustas ciudades; un proceso que nos llevará a hacer de ellas lugares  habitables; espacios para convivir y no para competir; ciudades amables a la medida humana y no espacios ásperos a la medida del dinero y de quienes lo poseen. Recuperar nuestras ciudades es un paso imprescindible para soñar en recuperar nuestras vidas.

Seguir leyendo: eldiario.es

Sigamos con el debate de la prostitución

Dos personas a las que valoro contestaron a un artículo mío con otro artículo y yo ahora contesto a este último.
Como hace siempre, el discurso regulacionista utiliza dos trucos para tratar de ganar el debate de la prostitución, y lo hace con bastante éxito. Así, más que defender una postura propia, lo que hace es situar la postura contraria, esto es, el abolicionismo, en un lugar en el que las propias abolicionistas no nos reconocemos. Para empezar, el regulacionismo se apropia de un lugar de “sentido común” que no le corresponde en exclusiva y nos expulsa de él. Por ejemplo, ha conseguido convencer a mucha gente de que el suyo es el discurso que legítimamente representa a las putas, lo cual es una atribución que no responde a la realidad en absoluto. Las putas son como todo el mundo y las hay regulacionistas y abolicionistas. Las organizaciones regulacionistas y las personas que defienden este discurso llevan décadas acusando al abolicionismo de hacer lo que en realidad hacen ellas: hablar por todas, invisibilizar y negar una parte, quizá mayoritaria, de la experiencia y de la palabra de las propias prostitutas. Este sector ha conseguido, por razones que tienen que ver obviamente con que es el sector bendecido, de manera directa o indirecta, por la industria (y, desde ahí, por las tendencias sociales, las modas) que parezca que hablan por todas las prostitutas o por la mayoría de ellas, y que el abolicionismo, en cambio, usurpa su voz. Leer más →

Malas ideas

Esperanza Aguirre es una de las figuras políticas del Partido Popular más netamente ideologizada. Ella es como su admirada Margaret Thatcher, alguien convencida de la superioridad de las ideas neoliberales. Por eso habla siempre de dar la batalla ideológica que muchos de sus compañeros de partido no se atreven a dar y esconden en falsos programas electorales, sabedores quizá de que la mayoría de la gente no acepta, todavía no, esas ideas en bruto. La mayoría de la gente cree que es mejor más igualdad que menos, más servicios públicos que menos. El partido Popular gana las elecciones cuando engaña. Pero Esperanza Aguirre es más partidaria de ir con la verdad por delante. Quizá porque es una mujer profundamente clasista, tan clasista que no entiende por qué la gente no ve el mundo como ella. Ella se relaciona con la gente como debe relacionarse con el servicio, llamando de tú a todo el mundo, incluso a gente mayor que la llama de usted, y lo hace desde la convicción de su superioridad moral y la absoluta falta de empatía, o siquiera comprensión, de que hay vidas que no se parecen a la suya. Ella no está ahí por dinero, como la mayoría de sus compañeros de partido, eso es cierto. Ella está en política para defender los privilegios de clase de los suyos y de esa defensa no se avergüenza, como hacen muchos de sus correligionarios. Ella lleva eso a gala.

Seguir leyendo: EconoNuestra

Quien está con la gente y quién está en contra

Pedro Sánchez anda haciendo propuestas que se supone que han de servir para revertir la situación creada, en parte con sus votos, en la última legislatura de Zapatero y más aún con la llegada del PP. No vamos a hacer recuento de las veces que Pedro Sánchez y el psoe ha votado a favor de lo mismo que ahora dice estar en contra, desde desahucios a priorización de la deuda, pasando por la ahora tan cacareada transparencia. Vamos a simular que creemos que haya podido cambiar de opinión. La simulación se acaba en cuanto abrimos un poco el foco de la mirada y miramos al lugar en el que ahora mismo se está jugando el cambio en las políticas de austeridad que Pedro Sánchez dice querer revertir aquí. Miremos por encima de Pedro Sánchez, del psoe y vamos a  mirar directamente al lugar en el que se deciden las políticas que se hacen aquí.

Seguir leyendo: el diario.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 14.203 seguidores